Descubren gran corriente de gas entre galaxias usando el Radiotelescopio de Arecibo

Ilustración de las masas de gases detectados por el Radiotelescopio de Arecibo.

Ilustración de las masas de gases detectados por el Radiotelescopio de Arecibo.

ARECIBO: Astrónomos y estudiantes encontraron una corriente de gas hidrógeno atómico, la más grande conocida al momento, que mide 2.6 millones años luz de largo entre galaxias a 500 millones años luz utilizando el Telescopio William E. Gordon del Observatorio de Arecibo, instalación del National Science Foundation (NSF).

Este puente de gas es un millón años luz más largo que una cola de gas encontrados en el Cúmulo de Virgo en otro proyecto del Observatorio unos años atrás.  El doctor Rhys Taylor, investigador en el Czech Academy of Sciences y autor principal de la publicación sobre el descubrimiento dijo: “Esto fue totalmente inesperado. Con frecuencia vemos corrientes de gas en los cúmulos de galaxias, donde hay muchas galaxias juntas, pero encontrar algo tan largo y no en un cúmulo, no tiene precedentes.”

En un comunicado de prensa circulado el jueves, no es solo la longitud de la corriente que es sorprendente, sino también la cantidad de gas que se encuentran en la corriente.  Roberto Rodríguez, candidato a graduación de la Universidad de Puerto Rico (UPR) en Humacao, quien trabajó en este proyecto mientras estudiaba explicó: “Normalmente encontramos gas dentro de las galaxias pero aquí mitad del gas – 15 billones de veces la masa del Sol- está en el puente.  ¡Eso es mucho más que en las galaxias de la Vía Láctea y Andrómeda combinadas!”

El equipo aún está investigando el origen de la corriente.  Una idea es que la gran galaxia al final de la corriente pasó cerca del grupo de galaxias más pequeñas en el otro extremo, en el pasado y que el puente de gas se extrae en la medida que se separaron, mientras que otra noción es que la galaxia mayor atravesó por el mismo centro del grupo de galaxias pequeñas, sacando gas de ellas.  El equipo planifica usar simulaciones en computadora para encontrar cuál de estas ideas mejor asemeja el tamaño del puente como fue visto utilizando el telescopio en el  Observatorio de Arecibo.

En el proyecto participó Roberto Rodríguez y Clarissa Vázquez de la UPR en Humacao y Hanna Herbst, ahora estudiante graduada de la Universidad en Florida.  El doctor Robert Minchin, astrónomo del Observatorio de Arecibo e investigador principal del proyecto expresó, “La participación de estudiantes es muy importante para nosotros.  Nos honra inspirar la futura generación de astrónomos y particularmente estamos orgullosos de la participación de estudiantes puertorriqueños.”

La corriente de gas se encontró en data tomada entre el 2008 y 20011 por el Arecibo Galaxy Environment Survey (AGES) que utiliza el poder del telescopio en Arecibo para estudiar una amplia área del cielo con un alto nivel de sensitividad.  Luego de la revisión por otros astrónomos, el descubrimiento ha sido publicado hoy en las notificaciones mensuales de la Royal Astronomical Society.  Una pre-impresión del documento se encuentra en http://www.arxiv.org/abs/1407.0016.

Situado en Puerto Rico, el Observatorio de Arecibo es el hogar de radiotelescopio de un solo plato más grande y sensitivo del mundo. El Observatorio de Arecibo es operado por SRI International en alianza con Ana G. Méndez- Universidad Metropolitana y la USRA, bajo un acuerdo cooperativo con la NSF.  El programa de radar planetario es apoyado por el programa NASA’s Near Earth Object Observation Program.

Para más información sobre este descubrimiento y el Observatorio de Arecibo visite la página www.naic.edu o la página en Facebook, Arecibo Observatory.