El 9-1-1 dominicano investiga denuncias sobre ruidos innecesarios

SANTO DOMINGO:  Conscientes de la responsabilidad que conlleva proteger la salud y el ambiente en esa nación caribeña, las autoridades dominicanas  implementarán a partir de este jueves el proyecto de protección ciudadana que regula los niveles de ruido, a tenor con la legislación vigente en esa república. De acuerdo a la versión publicada hoy por el  periódico nacional Listín Diario, las personas que se sientan afectadas por altos niveles de sonido podrán querellarse a través del  sistema de emergencia 9-1-1.

El 9-1-1 dominicano  atenderá denuncias por ruidos excesivos, utilizando para ello equipos de medición ( sonómetros) instalados en las patrullas de la policía quisqueyana.  Como dato importante, el 9-1-1  concederá atención urgente a querellas procedentes de zonas residenciales y  sectores donde ubican escuelas y hospitales. Las leyes en Dominicana  disponen que los niveles de ruido deben descender entre las 9:00 de la noche  y las 7:00 am  de cada día.

El uso de sonómetros permitirá que las autoridades responsables de la seguridad pública puedan comprobar las querellas de los perjudicados. A tenor con el ordenamiento jurídico en República Dominicana, se define como ruido, “todo sonido indeseable  que por su naturaleza o duración pueda afectar a a las personas y el ambiente”.

Con esta acción, Dominicana se coloca a la vanguardia de los países latinoamericanos que luchan contra la contaminación por ruidos.