Bhatia… Haciendo lo que criticaba

Incidente ocurrido cuando líderes magisteriales trataban de entrar a El Capitolio. A la derecha, el presidente del Senado, Eduardo Bhatia.

Incidente ocurrido cuando líderes magisteriales trataban de entrar a El Capitolio. A la derecha, el presidente del Senado, Eduardo Bhatia.

Por: Iván Vargas Muñiz, líder obrero del Oeste y miembro de la UIA-AAA

Durante la campaña del 2012, el senador Eduardo Bhatia acuñó como lema de campaña, ¡Habla, Pueblo, Habla! Utilizaba el mismo cada vez que trazaba las diferencias entre el presidente del Senado en ese entonces, Thomas Rivera Schatz y él.

Presentaba videos de la actitud prepotente de Rivera Schatz  y luego salía su lema de campaña.  Así hacía sobre los macanazos en las escalinatas de El Capitolio, sobre la Ley 7 y otros.

Se vendió como un conciliador, que vendría con estilos distintos a los que criticaba.

Casa Mia nuevo 1

Una vez ganó la elección y luego la presidencia del Senado, su actitud conciliadora, de persona distinta, fue cambiando poco a poco.

Tenemos que recordar aquella frase, “nada está escrito en piedra” cuando un periodista le cuestionó sobre la eliminación de las dietas a los senadores.  Fue demostrando desde el mismo hemiciclo que no había ninguna diferencia de estilos entre su predecesor y él.

Bhatia criticó la Ley 7 que despidió a miles de trabajadores, pero aprobó una Ley 66 que afectó directamente a todos los empleados públicos y provocó despidos constructivos por la difícil situación económica en la que la Ley 66 los llevó.  Criticó los impuestos de Fortuño y Rivera Schatz, pero ha aprobado decenas de nuevos impuestos;  criticó  el que el PNP quisiera reducir las pensiones,  pero él aprobó una ley para reducir las mismas y criticó la política de privatización de escuelas que quería imponer Fortuño,  pero él aprueba en el Senado proyectos para privatizar las escuelas, la Autoridad de Energía Eléctrica y hasta las playas.

alo & john almuerzos

No conforme con esto, en la tarde de ayer una cantidad de maestros de escuela pública se dieron cita, junto a los líderes magisteriales, frente al Capitolio para protestar por el plan de privatización y cabildear para enmendar el proyecto, tal y como fue su pedido más temprano,  pero cuando estos decidieron entrar para cabildear, no solo se les impidió la entrada sino que le tenían la Policía preparada para evitarlo e incluso un empleado de El Capitolio agredió a uno de los manifestantes.

Las promesas se hicieron sal y agua. Su estilo en el Senado es casi idéntico al del senador Schatz, sus propuestas y las aprobaciones por parte de ese cuerpo legislativo, coinciden con las  del pasado presidente de ese cuerpo. Mucha gente se confió en el ofrecimiento que éste hacía de un gobierno transparente,  pero se percataron que esa promesa no tenían intenciones para cumplirla.

No puedo quedarme callado ante el abuso que tiene Bhatia en contra del pueblo. Aumentos de luz, gasolina, los peajes y muchos otros aumentos que posiblemente legislen o que ya estén por anunciar, han sido parte de esos proyectos aprobados en el Senado de Puerto Rico.

Tengo que denunciar todo este atropello que ha tenido esta administración contra el país aprobando leyes que atentan contra los mejores intereses del pueblo. Han desestabilizado las agencias y corporaciones públicas con el fin de llevarlas a un punto donde el pueblo acepte una privatización.

Basta ya, señor Eduardo Bhatia. El pueblo exige que miren a las grandes empresas que pagan muy poco por sus contribuciones, o que reciben algún trato preferencial y que las pongan a pagar lo que les corresponde.  La carga no puede seguir cayendo en los hombros de los hombres y mujeres que salen día a día a buscar las habichuelas de sus hijos.

Comments

  1. Iván Martínez says:

    Amigo mío este su artículo esta súper excelente, nos presenta una gran realidad, es muy triste que nuestro país haya caído en este engaño, porque no hay duda de que el sr. Bathia es un gran paquete, además de que es otra evidencia de LFB, tenía toda la razón cuando dijo “EL PARTIDO POPULAR ES DEMASIADO RIESGO PARA PUERTO RICO”