Los Tres Inocentes de Aguada… Ejemplos de perseverancia

Parte de la manifestación exigiendo la excarcelación de los llamados "Tres Inocentes de Aguada", frente a la sede del Departamento de Justicia (Foto Facebook).

Parte de la manifestación exigiendo la excarcelación de los llamados “Tres Inocentes de Aguada”, frente a la sede del Departamento de Justicia (Foto Facebook).

Por: Iván Vargas Muñiz, líder obrero del Oeste y miembro de la UIA-AAA

No debe ser fácil para una persona estar confinado por un crimen que no cometió y mucho menos fácil que transcurran 22 años en ese encierro. Así están Nelson Ruiz Colón, José A. Caro Pérez y Nelson Ortiz Álvarez, quienes fueron encontrados culpables y sentenciados a prisión por el secuestro, violación y asesinato de la joven de 21 años Glorimar Pérez Santiago, a pesar de que ellos se han sostenido siempre en que son inocentes.

En aquel entonces el peso de la prueba descansó en el testimonio de dos personas, quienes años después se retractaron y alegaron que fueron inducidos a testificar. Uno de esos supuestos testigos ya falleció por lo que la Fiscalía solo pudiera contar con el único de los testigos que queda vivo, que también se había retractado de su testimonio inicial.

Casa Mia nuevo 1

De hecho, en una deposición, Luis Monserrate Martínez Rivera, uno de esos testigos, detalló extensamente por qué había declarado sobre el caso, aun cuando no conocía nada sobre el mismo. En esa entrevista el aceptó que mintió al hablar de dicho caso.

Martínez Rivera habla con nombres y apellidos, de los policías, fiscales y otros funcionarios que lo obligaron a testificar, explica con lujo de detalles que le ofrecieron, los casos que tenía, sobre su convicción anterior y datos relevantes que son importantes para establecer la importancia de un nuevo juicio.

Sin embargo, no solo salen “cositas” que crean dudas sobre el manejo de este caso, sino que los distintos medios de prensa han estado informando al país de otros asuntos sumamente importantes. Por ejemplo, que uno de los jueces que le negó un nuevo juicio lo fue el corrupto y convicto exjuez Manuel Acevedo Hernández, quien hoy cumple cárcel por corrupción en el desempeño de su función como magistrado.

alo & john almuerzos

Como sabemos, recientemente se aprobó una ley que permite a los convictos que alegan inocencia, someterse a pruebas de ADN para establecer si estuvieron o no, en la escena del crimen. Basado en esa ley, los llamados “Tres Inocentes de Aguada” pidieron al Tribunal que se les realizaran dichas pruebas, las cuales, como ya conocemos salieron negativas, lo que deja meridianamente claro que no estuvieron en el lugar del crimen. Obviamente eso es otra razón de peso más para que, al menos se les permita tener un nuevo juicio y se les otorgue la libertad con una fianza mínima o nominal como la llaman.

Lo que no debe proceder es el pedido que ha hecho, con las mejores intenciones tal vez, la senadora del Distrito Mayagüez-Aguadilla Mari Tere González, de indultar a estos tres caballeros.

Estoy convencido que esta petición no procede en este caso, porque le quitaría la gran oportunidad que tienen estos tres señores de un nuevo juicio para probar su inocencia y aunque los sacaría de la cárcel de inmediato, siempre quedaría esa duda acerca de su inocencia, además que no le permitiría limpiar su imagen ante el país y su familia.

Estos tres hombres han estado perseverando, pidiendo, cada vez que tienen la oportunidad, que se les celebre un nuevo juicio para ellos poder limpiar su nombre y demostrar que siempre dijeron la verdad.

Si la Fiscalía está bien segura de que probará nuevamente su caso, no debe tener más problemas y permitir que dicho juicio sea celebrado nuevamente. Si se oponen, demostrarán, más allá de toda duda razonable, que saben que perderán este caso.

También nos ponemos del lado de la familia de la víctima, quienes hoy deben estar en un dilema, ya que si estos hombres salieran inocentes, el o los verdaderos asesinos de su hija se salieron con la de ellos y tal vez jamás se conozca quienes fueron realmente.

Espero que finalmente este caso sea esclarecido y que si estos tres caballeros son verdaderamente inocentes (que a mí no me cabe duda) tengan la oportunidad de probarlo, más allá de cualquier duda. Aunque sabemos que el peso de la prueba recae en el Estado, estoy convencido que ellos harán todo lo necesario para probar verdaderamente su inocencia.

Comments

  1. Lamentablemente al Dpto de Justicia no le conviene reabrir el caso xq destaparia una caja de pandora y ahí hubieron muchos cómplices envueltos que contribuyeron a meter presos a 3 personas inocentes.