“Mandan para su casa” sospechoso de intentar asesinar dos policías, cometer actos lascivos y asaltar dos negocios en Hormigueros y San Germán

Foto de la ficha de Pedro G. Arroyo Montaz (Suministrada Policía).

Foto de la ficha de Pedro G. Arroyo Montaz (Suministrada Policía).

MAYAGÜEZ: Un sujeto sospechoso de intentar asesinar a dos agentes de la Policía, cometer actos lascivos y asaltar recientemente la panadería localizada en el Poblado Rosario de San Germán y otro negocio en Hormigueros, fue “enviado a su casa”, bajo arresto domiciliario con un grillete electrónico, luego de que la juez Angie Acosta le impusiera una fianza global de $14 mil, que éste prestó.

Según el informe del agente George Edwards, de la División de Robos de Mayagüez, Pedro G. Arroyo Montaz, de 24 años, vecino del barrio Río Hondo de la Sultana del Oeste, fue identificado por las personas perjudicadas en dos ruedas de confrontación.

El sujeto deberá responder por denuncias de tentativa de asesinato contra dos miembros de la Policía de Puerto Rico, daños agravados, atentado contra funcionarios del sistema de justicia, conducir un vehículo de motor de forma imprudente y temeraria, robo agravado, agresión, actos lascivos e infracciones a la Ley de Armas.aquaviva 11 de marzo

Entre los casos que se le imputan, Arroyo Montaz fue detectado el pasado martes, 8 de marzo, por agentes de la División de Arrestos Especiales mientras conducía un Mitsubishi Lancer de 2006, por la avenida Corazones de Mayagüez. El individuo intentó huir, pero impactó en la persecución un vehículo oficial de la Policía y otros automóviles.

Éste finalmente fue arrestado en el camino Ayala del Poblado Rosario de San Germán.

Al sujeto también se le imputa el robo ocurrido en la Panadería El Rosario, localizada en la calle Néstor Torres del poblado Rosario de San Germán. Los hechos ocurrieron el pasado 28 de febrero a las 8:50 de la noche.

Arroyo Montaz también enfrenta acusaciones por el robo ocurrido en el negocio Nebraska, ubicado en la carretera 3344 de Hormigueros, donde asaltó al dueño y a clientes, llevándose una cantidad no especificada de dinero en efectivo. No conforme, presuntamente agredió al propietario del local, que tuvo que recibir asistencia médica.

Casa Mia banner 1 b

A pesar de que la juez Acosta encontró causa para arresto en todos los cargos, le impuso esa fianza, que el acusado aparentemente no tuvo problemas para prestarla. Queda claro que la fianza no es un “castigo”, y sí una garantía de comparecencia del imputado.

Sin embargo, no se puede evadir la realidad de que se han visto casos de menor gravedad, en los que se han impuesto fianzas altas, ante la realidad de que la persona acusada pudiera representar un peligro para la sociedad, a la luz de los cargos que se le imputan.

Del informe de la Policía surgió que la defensa del acusado “solicitó un acuerdo de colaboración en este caso, para ayudar a la Policía y a la Fiscalía en el esclarecimiento de otros casos”.