Policía confisca varios vehículos que “regateaban” en Mayagüez… Entre éstos el de un bombero de Rincón

La carretera 64, entre las antiguas atuneras y el barrio Maní de Mayagüez, es escenario frecuente de carreras clandestinas (Archivo LA CALLE Digital).

La carretera 64, entre las antiguas atuneras y el barrio Maní de Mayagüez, es escenario frecuente de carreras clandestinas (Archivo LA CALLE Digital).

MAYAGÜEZ: La División de Patrullas de Carreteras de la Sultana del Oeste confiscó varios automóviles que participaban en carreras clandestinas en la carretera PR-2 y en la carretera PR-64 del barrio Maní de esta ciudad.

El teniente Walberto Cruz Avilés, director de Patrullas de Carreteras ofreció los resultados del plan de trabajo dirigido a disuadir el regateo en las carreteras de Mayagüez.

La primera intervención fue realizada en la carretera PR-2, intersección con la avenida Ramón Arbona (antigua avenida Corazones), cuando el agente Gabriel Cintrón intervino con Omar Vega Vélez, de 31 años, residente en la urbanización Monte Real, de Cabo Rojo.

Casa Mia nuevo 1

Vega Vélez conducía un Toyota Yaris del 2011, alterado, cuando fue sorprendido regateando con Juan L. Vázquez González, de 40, vecino del barrio Guamá en San Germán. Éste manejaba un Honda Civic de 1995. Ambos vehículos fueron confiscados por orden del fiscal Iván Blondet.

El caso fue citado para el 31 de mayo.

Por su parte, el agente Herminio Sánchez intervino en la carretera PR-2, frente al Centro Medico de Mayagüez, con Ángel L. Rodríguez Mercado, de 28 años, residente en Sabana Grande, quien conducía un Nissan Sentra de 1983, preparado para correr en pistas de carreras. En su informe, la Policía indicó que Rodríguez Mercado hace apuestas en la calle.

alo & john almuerzos

En la misma carrera se intervino con Joel Soto Quintana, de 28 años, residente en Mayagüez. Éste iba al volante de un Acura. Tanto el Nissan como el Acura fueron también confiscados por instrucciones del fiscal William Machado. Rodríguez y Soto se exponen a multas que pudieran alcanzar los $5 mil.

Por último, el agente Sánchez intervino en la carretera PR-64, del barrio Maní de Mayagüez, con Baudilio Chaparro Bonet, residente en Rincón. Se informó que éste labora para el Cuerpo de Bomberos.

Chaparro conducía un Hyundai Tiburón. El otro vehículo con el que regateaba, Mitsubishi Technica, consiguió escapar. El fiscal José Criado ordenó confiscar el Hyundai.

El teniente Cruz Avilés fue enfático en que en las carreteras “no se permitirá esta conducta irresponsable, que pone en riesgo las vidas de conductores que diariamente transitan por ellas”.

Comments

  1. Aveces no entiendo como los medios publican informacion sin verificar la evidencia.Hay informacion en este articulo completamente erroneo!!!

  2. Información como cuál?

  3. Cero tolerancia a las carreras de autos clandestinas.

  4. Lo q tiene es q cojer son delincuentes…….

  5. Por eso mismo quien regatea en estas carreteras lo son, cientos mueren por irresponsables como estos

  6. Jean Pierre González says:

    Q fácil es echarle toda la culpa al que regatea, pero el bueno entonces es el q te roba el carro, el q viola a tu mujer o hija, o el q mata a una persona inocente entonces al borracho no le hacen nada ni le quitan la licencia, y mucho menos el carro a muchas veces queda intacto y el otro queda perjudicado, mera mi hermano déjense d mierda q el mismo borracho es quien más accidentes causa todos los días pero el q corre rápido le quitan el carro y la licencia y vamos a darle la multa d 5 mil para arriba, por eso es q aquí estamos como estamos y no vamos para ningún lado porque el verdadero delincuente está haciendo de las suyas mientras quitan 2 vehículos por andar disque regateando