Información sobre el trastorno bipolar y los tratamientos aprobados por la FDA

bipolar

Por: PRNewswire-HISPANIC PR WIRE

SILVER SPRING, Maryland: Usted o un ser querido—se siente deprimido. Luego se siente muy entusiasmado, o incluso “hiperactivo”. Más tarde, deprimido de nuevo. Estos altibajos pueden ser indicativos de un trastorno bipolar, un trastorno cerebral.

Aunque no existe una cura para este trastorno, los medicamentos aprobados por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) de EE.UU. pueden tratar los síntomas y hacer que se sienta mejor.

Síntomas

El trastorno bipolar puede existir aunque los síntomas no parezcan ser extremos. Hay más de un tipo de trastorno bipolar: el trastorno bipolar de tipo I y el trastorno bipolar de tipo II.

alo & john especiales

El trastorno bipolar de tipo I (también conocido como enfermedad maníaco-depresiva) causa cambios inusuales en el estado de ánimo, los niveles de energía y actividad, y la capacidad para realizar las tareas cotidianas. Entre sus síntomas están los períodos de depresión en alternancia con períodos de conducta de gran energía (lo que se conoce como “manía” o “episodios maníacos”).

En el segundo tipo de este trastorno, denominado trastorno bipolar de tipo II, las personas con episodios maníacos menos intensos (lo que se conoce como “hipomanía”) pueden ser productivas y quizá sientan que no existe ningún problema. Sin embargo, la hipomanía puede convertirse en episodios depresivos mayores. Por ello, es importante tener un diagnóstico.

Entre los síntomas de la depresión están:

  • Sentimientos de tristeza o desesperanza
  • Falta de energía
  • Sentir que no se puede disfrutar de nada
  • Pensamientos de muerte o suicidio

Entre los síntomas de la manía están:

  • Un estado de ánimo elevado o irritable
  • Aumento de la actividad e inquietud
  • Pensamientos acelerados o hablar rápido
  • Disminución de la necesidad de dormir

“Las personas que experimentan episodios de manía también puede comportarse impulsivamente y participar en conductas de riesgo como, por ejemplo, comprar sin control”, señala el Dr. Mitchell Mathis, el director de la División de Productos de Psiquiatría de la FDA. “Esta no es la conducta habitual de estas personas y puede ser peligrosa”.

se-vende-negocio

Qué debe hacer si sospecha que alguien padece un trastorno bipolar

Si sospecha que usted padece un trastorno bipolar, debe ser evaluado por un profesional de la salud mental.

Si usted o un ser querido tiene síntomas de un estado de ánimo inestable, no los ignore. Hable con un médico u otro profesional de la salud mental para recibir ayuda.

“Un médico puede elaborar su historia médica, hacerle un reconocimiento físico y análisis de laboratorio para descartar las condiciones físicas que puedan causar síntomas parecidos. Si los síntomas no están causados por otras enfermedades, el médico puede derivarlo a un profesional de la salud mental”, indica Mathis.

Tratamientos contra el trastorno bipolar

“En la actualidad, las personas que padecen trastorno bipolar disponen de más opciones de tratamiento aprobadas por la FDA”, afirma Mathis.

Algunos de los medicamentos para tratar el trastorno bipolar son:

  • Estabilizadores del estado de ánimo, que ayudan a equilibrar ciertos neurotransmisores para prevenir los episodios de manía, hipomanía o depresivos,
  • Medicamentos antipsicóticos, que incluyen un tipo de medicamentos relativamente nuevos denominados “antipsicóticos atípicos”.

“Los antipsicóticos atípicos suelen usarse como la primera opción de tratamiento en los pacientes con casos de episodios maníacos graves porque actúan rápidamente y son, por varios motivos, más seguros que otros antipsicóticos más antiguos”, explica Mathis.

Dicho esto, los medicamentos pueden tener efectos secundarios. Por ejemplo, los efectos secundarios de los estabilizadores del estado de ánimo pueden incluir nauseas, temblores y aumento de sed. Y los efectos secundarios de los medicamentos antipsicóticos pueden incluir somnolencia, mareos y sensación de inquietud.

Además, si toma antipsicóticos atípicos, su médico debe hacer un seguimiento continuo de su peso, nivel de glucemia y de colesterol en sangre, señala Mathis, ya que estos medicamentos pueden causar problemas como el aumento de peso y del nivel de colesterol.

El tratamiento del trastorno bipolar es distinto que el tratamiento de la depresión

Con la depresión (también conocida como “trastorno depresivo mayor” o “depresión unipolar”), las personas se sienten con un estado de ánimo bajo. Pero recuerde, el trastorno bipolar incluye altos y bajos.

Si bien algunos pacientes con depresión pueden recibir tratamiento con antidepresivos, debe tenerse en cuenta que estos medicamentos pueden causar episodios maníacos en los pacientes bipolares.

“Si experimenta síntomas de un episodio maníaco, informe de ello a su médico para que pueda darle el diagnóstico correcto y la medicación adecuada”, finaliza Mathis.

Consideraciones para las mujeres embarazadas

La FDA se asegura de que los medicamentos aprobados sean seguros y eficaces cuando se prescriben según su prospecto. No obstante, la FDA tiene poca información acerca de las mujeres embarazadas que usan medicamentos antipsicóticos porque los estudios de investigación sobre estos medicamentos no suelen incluirlas.

Si usted está recibiendo tratamiento contra un trastorno bipolar y está embarazada, tiene planeado quedarse embarazada o está amamantando, hable con su médico para evaluar los riesgos y los beneficios de la medicación.

Si toma medicamentos durante el embarazo, quizá pueda ayudar a otras mujeres embarazadas y a los médicos a obtener más información sobre la seguridad de la medicación si se inscribe en un registro de embarazo. Estos registros reúnen datos sobre los problemas de seguridad durante el embarazo. La FDA no lleva ningún registro.

Conclusión (y qué hacer si sufre una crisis)

Todas las personas responden de manera distinta a los tratamientos, por lo que quizá tenga que probar varios de ellos antes de encontrar el mejor para usted. Pero el tratamiento puede ayudarle.

Si alguna vez sufre una crisis o piensa en el suicidio, dígaselo inmediatamente a alguien que pueda ayudarle. Puede llamar a su médico, ir a la sala de emergencias de un hospital o incluso llamar al número gratuito de Línea Nacional de Prevención del Suicidio al 1-800-273-TALK (8255). Esta línea está abierta las 24 horas del día, los 7 días de la semana y todas las llamadas son confidenciales.

Deja un comentario