Nave espacial “Rosetta” logra llegar a un cometa para orbitarlo

Foto cercana de la superficie del cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko.

Foto cercana de la superficie del cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko.

SAN JUAN: Una nave robótica de la Agencia Espacial Europea logró llegar el miércoles hasta un cometa para iniciar una misión científica sin precedentes. Se trata de la primera nave en la historia de la exploración espacial que orbitará a un cometa y hasta enviará un módulo que intentará descender en su superficie.

Luego de estar viajando durante 10 años, en la mañana de hoy miércoles la nave Rosetta encendió sus propulsores para reducir su velocidad y maniobrar para comenzar a orbitar al cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko.

El cometa se encuentra actualmente a una distancia de 251 millones de millas (405 millones de kilómetros) de la Tierra, es decir entre las órbitas de Marte y Júpiter. Durante su acercamiento al cometa, Rosetta detectó emisiones de vapor de agua, lo cual sugiere existe una gran cantidad del líquido en el interior del cometa.

Pero lo que sorprendió a los científicos fueron las espectaculares imágenes que muestran que el núcleo del cometa 67P tiene una forma irregular, el cual parece estar compuesto por dos partes que anteriormente estuvieron separadas y en algún momento –posiblemente hace millones de años– se unieron formando lo que se conoce como un “núcleo binario en contacto”.

Los cometas son objetos del espacio similares a los asteroides pero provienen de zonas aún más distantes de nuestro sistema solar. Otra diferencia importante es que los cometas tienen su superficie cubierta por hielo y polvo.

Observará reacción del cometa

“¿Se imaginan estar cerca de un cometa y ver lo que ocurre cuando éste se acerca al Sol? …esto es exactamente lo que observará la nave Rosetta y el módulo Philae que descenderá en la superficie del Cometa 67P en noviembre de este año”, señaló la Sociedad de Astronomía del Caribe (SAC) al destacar que actualmente el cometa se encuentra relativamente inactivo por estar lejos del Sol, razón por la cual al presente no se le aprecia la notable cola que por lo general muestran los cometas.

Sin embargo, cuando comience a acercarse a nuestra estrella sentirá su calor y se podrá ver de cerca la reacción del cometa.

El “67P” estará en su punto más cercano al Sol en agosto del 2015, y se trata de un cometa que orbita a nuestra estrella cada 6.5 años. La nave Rosetta será la primera que acompaña a un cometa según éste se acerca al Sol, mientras que el módulo Philae se convertirá en la primera nave que captaría imágenes desde la superficie de un cometa.

Según se acerque al Sol, el cometa pudiera desarrollar una cola mientras Rosetta y Philae estudian los cambios ocasionados por la radiación solar. Actualmente el cometa, que no representa riesgo alguno para la Tierra, se desplaza a una velocidad de 34,175 millas por hora (55,000 km/h) y ha sido captado a través de telescopios grandes desde la Isla, indicó la SAC.