La Gente Dice: Con más pasos que un baile de bomba

Hay políticos que se las traen a la hora de buscar el respaldo de los  electores de su precinto. Prometen villas y castillos, pero al final del camino todo es parte de una estrategia mediática para conseguir votos a fuerza de ofrecimientos, que desde la arrancada, saben que  ahora ni nunca podrán cumplir. Hoy conversé con un residente del área oeste quien lleva varios meses intentando lograr una oportunidad de empleo en el gobierno. Este buen amigo ya no sabe qué puertas más tocar para proveer con su esfuerzo el sustento de la familia.

Por si usted lo desconocía para conseguir un puesto de trabajo en la actual administración gubernamental, hay que gozar de la bendición del “Padre, del Hijo y del Espíritu Santo”. Luego de eso, es requisito tener el apoyo del presidente del comité municipal de su pueblo, siempre que el mismo, brille con los colores del gobierno de turno.

Como si esto fuera poco, usted viene obligado a estar inscrito para votar en el municipio donde vive y demostrar que tiene intención de emitir sufragio por el candidato que le está haciendo el favor de darle una carta de recomendación.

Pero, cuidado con esa carta de recomendación, si la misma no aparece firmada con tinta azul, allí su “padrino” le estará diciendo al recipiente de la misiva “no tiene mi respaldo, pero mira lo que puedes hacer”. En caso de que la carta haya sido rubricada con tinta negra, eso es indicativo que usted no va para ningún lado. Nuestro consejo es, que se fije siempre cual es el color de la firma. Por otro lado, una vez tenga al día todos los documentos que le requiere la agencia donde solicita empleo, cuídese de llegar temprano. Que no le suceda como a Jumbo, el candidato que perdió el rumbo. Si por mala suerte lo atiende una secretaria que simpatice con un candidato a empleo que no es usted, verifique seguidamente que no bote los papeles. Ore al Cielo y ruegue al Señor porque San Pedro, haya ingresado al P.N.P.