Gobernador Luis Fortuño repite su “Disneyplan” de promesas

Ante una audiencia cautiva, con excepción de la representación de la minoría que acudió a cumplir con el deber ministerial, el gobernador Luis Fortuño Bursed, ofreció hoy martes  su último mensaje de este cuatrienio sobre el  Presupuesto del País para el próximo año fiscal. Durante Sesión Especial de Cámara y Senado que tuvo la presencia de jefes de agencias, representantes de la Rama Judicial, líderes comunitarios, jueces de la Corte Suprema, alcaldes novoprogresistas e invitados especiales, Fortuño aseguró que el nuevo presupuesto “será uno con cero  déficit.”

El primer mandatario adelantó que habrá justicia laboral para los empleados gubernamentales dentro de un marco de respeto y de diálogo. Fortuño lanzó sus dardos a sus críticos y opositores políticos que según  él, se pasan infundiéndole miedo al pueblo. Como parte de una bien organizada estrategia mediática, Fortuño logró arrancar aplausos continuos acompañados del estribillo ” cuatro años más, cuatro años más, cuatro años más”.

Durante la comparecencia ante la Legislatura presidida por la representante Jennifer González y el senador Thomas Rivera Schatz, el gobernador volvió a repetir lo expresado en mensajes anteriores. En cuestión de segundos habló de una rebaja en el costo de la energía eléctrica pero no se detuvo a explicar cómo conseguirá reducir o eliminar el odiado “ajuste por combustible”.

Sobre otros asuntos, el gobernador Fortuño Bursed hizo énfasis en la llamada “reforma contributiva”, que le pone  dinero a los puertorriqueños en el bolsillo derecho, pero termina quitándoselo  en las facturas de agua, luz, CRIM, permisos e IVU.

Fortuño pidió a la comunidad puertorriqueña que se una a él para hacer del nuevo cuatrienio “la década de la educación”. “Todas las escuelas del Siglo 21, serán escuelas donde tus valores cuentan”, acotó el gobernador.

Dominar el Español y el Inglés, es otra de las metas en cuanto a destrezas básicas, que debe ser un derecho para nuestros niños, reiteró el primer mandatario. En cuanto a seguridad pública, el gobernador  Fortuño Bursed admitió que todavía falta mucho por hacer. Por tal motivo habrá una “avalancha” de fondos públicos para las operaciones de la Policía Estatal y el Departamento de Corrección.

Como dato curioso, habrá más  recursos para mantener gente en las cárceles y menos dinero para los programas de prevención y modernización  hasta el máximo a la Policía de Puerto Rico.

Como noticia positiva, el gobernador adelantó que 50 mil personas más tendrán acceso a los programas de Salud, incluyendo el “Plan Mi Salud”.  De otra parte y para que los residentes del Area Oeste no digan que han sido marginados, Fortuño prometió varios proyectos de construcción de carreteras, desarrollo del turismo y la creación de miles de empleos.

Partiendo de los aplausos recibidos durante su mensaje ante la Legislatura, el gobernador Fortuño Bursed, pudiera sentirse feliz de haber creado  un nuevo Puerto Rico de paz, trabajo y de unidad de propósitos. Algo que los más optimistas describen como el nuevo “Disneyland” del caribe.