Gobernador se distancia de polémica entre Gricel Mamery y el presidente de Puerto Rico-TV

Tras aclarar que conoce a la animadora Gricel Mamery y a su familia, el gobernador Luis Fortuño Bursed, se abstuvo hoy de fijar su posición en cuanto al despido de la artista, del programa “Qué Noche” que se transmite por las televisoras del pueblo de Puerto Rico. Mamery, vinculada a una situación surgida durante el pasado fin de semana en las fiestas de la calle San Sebastián, recibió notificación el miércoles de que su contrato había sido cancelado por la gerencia de Puerto Rico-TV.

Aunque  Pedro Rúa Jovet, Presidente de la Corporación de Puerto Rico para la Difusión Pública, rechazó relacionar la cancelación del contrato, con el feo espectáculo atribuido a Gricel y al paparazi argentino Javier Ceriani, allegados a la animadora alegan que la cesantía viene como secuela del incidente que fuera reseñado por El Vocero.

” Yo no he tenido oportunidad de hablar con Gricel ni con el presidente de la Corporación Pública, por lo que no voy a emitir opinión”, arguyó el gobernador durante entrevista esta tarde en Telenoticias (Telemundo).

Compañeros artistas y medios de comunicación se han expresado en defensa de la señora Mamery, a quien describen como una persona humilde y talentosa. Entienden que la decisión de Pedro Rúa, rescindiendo el contrato de Gricel, fue uno desproporcionado e injusto, donde la animadora no tuvo oportunidad alguna de defenderse.

La empresa Uno-Radio Group, para la cual Mamery labora como co-animadora de un programa junto a Raymond Arrieta, emitió un comunicado hoy jueves, reiterándole la confianza y respaldo a la joven artista puertorriqueña.

De otra parte, el productor Topy Mamery, hermano de Gricel, presuntamente utilizó las redes sociales para descargar contra Pedro Rúa Jovet, al que censuró por el despido injusto de Gricel. La situación llegó hasta el plano personal, ya que Topy le recordó a Rúa Jovet, que su señora madre Carmen Jovet, tiene contratos con Puerto Rico-TV y él, Rúa, no corrió a cancelar los mismos.