Investigan escándalo en cuartel Policía Municipal de Moca

MOCA: Ante la seriedad que reviste la polémica, el alcalde Enrique (Kiko) Avilés espera  la determinación del fiscal Miguel Deynes Vargas, en cuanto a la querella incoada por una agente adscrita a la Policía Municipal de este pueblo, quien alega que fue grabada por otro compañero uniformado mientras ella utilizaba el servicio sanitario del destacamento. La funcionaria, cuyo nombre no ha sido revelado, señala al policía Misael Hernández Barreto, como el propietario del celular  supuestamente colocado o “dejado olvidado” en el baño del cuartel municipal.

El incidente que es objeto de investigación por agentes del CIC en la Región Policíaca de Aguadilla, presutamente ocurrió el 22 de mayo de este año, cuando la agente municipal detectó un objeto que resultó ser un celular activado. La dama se querelló de imediato ante el oficial a cargo de la Guardia Municipal, quien procedió a solicitar la pesquisa del CIC y la Fiscalía.

En tanto, el teniente James Acevedo, Comisionado de la Guardia Municipal de Moca,  ordenó suspender de empleo y sueldo al agente querellado mientras se conduce la pesquisa de rigor. Falta ahora hacer la revisión técnica del aparato telefónico para determinar si el mismo contiene fotos no autorizadas de la funcionaria perjudicada o de cualquiera otra dama que trabaja o visita el cuartel de Moca.

La Calle Digital supo hoy miércoles, que el celular objeto de la controversia fue llevado al Instituto de Ciencias Forenses, para que un especialista lleve a cabo la revisión de la evidencia. De establecerse que en el disco del celular hay imágenes tomadas sin permiso a la dama querellante, este caso podría requerir la intervención del Negociado Federal de Investigaciones (FBI).

El alcalde novoprogresista de Moca, Kiko Avilés, declinó argumentar sobre la gravedad de la denuncia, hasta que el fiscal Deynes, concluya su investigación.