Si el Superintendente se queda el PNP perderá elecciones

Tal es el consenso dentro del liderato de base del Partido Nuevo Progresista, que sigue demandando del gobernador Luis Fortuño, le exija la renuncia al Superintendente de la Policía Emilio Díaz Colón. Los alcaldes de Yauco y Toa Baja no ocultan su disgusto por la forma en que el general retirado de la Guardia Nacional, está administrando el cuerpo de seguridad más importante de la isla, donde parecen imperar la falta de motivación y un plan exitoso para bregar con el grave problema de la criminalidad.

Si bien es cierto que hay otros incumbentes del PNP que comparten la opinión de sus compañeros Abel Nazario y Aníbal Vega Borges, éstos prefieren no buscarse problemas con el gobernador Fortuño. Nazario, lider influyente de la palma en el Area Sur y Vega Borges, uno de los alcaldes más respetados de la Región Norte, insisten en que debe ocurrir un cambio inmediato en la dirección de la Policía.

Abel Nazario, quien se distingue por decir lo que siente sin temor a represalias, insiste en la renuncia del Superintendente Emilio Díaz Colón, si es que el PNP no quiere enfrentar la molestia de un pueblo y perder los próximos comicios.

En cuanto a Vega Borges, este asegura que la dimisión de Díaz Colón se producirá en cualquier momento. Localmente trascendió, que el gobernador ha estado en conversaciones con más de un candidato para sustituir a don Emilio.

Defensores del Super Díaz Colón, utilizan la edad del alto funcionario como argumento para decir que está siendo objeto de una campaña despiadada para forzar su renuncia. Otros sostienen que eso no es asunto de edad y acusan a Díaz Colón de carecer de motivación, liderato y ánimo para dirigir a un Cuerpo de Policías y Civiles,  que ha estado atravesando por serias críticas a nivel local y federal. La Uniformada clama por un Superintendente que no se deje dominar por la cúpula de altos oficiales que a través de los años han controlado el poder en la Policía, bajo los gobiernos rojos y azules,