Serpientes de la especie boa constrictor invaden Oeste

MAYAGUEZ: Ante la proliferación de serpientes en varios sectores de la isla, incluyendo a la región oeste, funcionarios del Servicio Geológico de Estados Unidos, están alertando a la ciudadanía sobre la presencia de “boas constrictor” en fincas y terrenos abandonados del país. Aunque la “boa constrictor” fue introducida en la isla como especie exótica, una vez crece, se transforma en serio peligro ya que puede desarrollarse hasta 1o pies de largo y pesar unas 75 libras.

Dicha serpiente no tiene un depredador natural, lo que facilita su desarrollo y rápida multiplicación. Hasta el momento no se tienen estadísticas sobre el número de boas que habitan en el territorio local, pero muchas de éstas han sido detectadas  en sectores de  Mayagüez y Añasco. Incluso, conductores dicen haber observado como dichas serpientes cruzan carreteras cerca de Añasco.

Esta clase de serpiente es nativa de Sur América, pero desde hace varias décadas es  traída a Puerto Rico por personas que las adquieren cuando son pequeñas y no representan riesgos. Sin embargo, una vez se desarrollan los dueños de las mismas las abandonan en cualquier lugar.  Una boa constrictor de gran tamaño puede causar la muerte por asfixia a infantes y animales pequeños.

La boa constrictor es de colores llamativos y prolifera en pantanos y lugares húmedos del Sur del  Estado de Florida, donde se ha convertido en una plaga.  Se apercibe a la ciudadanía, a no intervenir con esta especie de reptil y a notificar sobre cualquier hallazgo de la misma a la autoridades correspondientes.