Perros y gatos han desaparecido… Invasión de boas mantiene en vilo a comunidad de Sabana Grande (Fotos)

boa sabana grande 001-tile wm

SABANA GRANDE: Vecinos de la comunidad David Méndez del barrio Rayo de esta municipalidad, se expresaron preocupados por la invasión de serpientes, particularmente boas de gran tamaño, que llegado a comerse gatos y perritos del vecindario.

La situación fue denunciada por el experto en tecnología Omar Sánchez “Mr. Tech”, cuya madre reside en el sector.

En conversación con LA CALLE Digital, Sánchez explicó que no se trata de la boa puertorriqueña, también llamada “culebrón”, que es la serpiente más grande de Puerto Rico.

“Son reticuladas y no son boas de Puerto Rico. Esa es de 6 pies (en la foto), pero las hemos visto de 8 y 9 pies. Y son agresivas. Si te pegas, te tiran. Son muchas y es increíble la cantidad. Hemos visto más de 20. Te vas a quedar en shock con los cuentos. Esa gente vive ahí con miedo a las serpientes. Algunas son de la especie Pitón de Birmania y boas constrictor. Se comen los gatos, perritos… De todo”, explicó Sánchez.

Alo & John Verano

En el caso de la madre de Sánchez, los ofidios han llegado a entrar en la casa de su progenitora, por lo que le pidió acción al Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA).

Desde hace varios años se ha estado hablando de la invasión de serpientes, particularmente de boas constrictoras, en la región occidental de Puerto Rico, que han venido a desplazar a la boa puertorriqueña, poniéndola en peligro de extinción, pues compiten por básicamente el mismo alimento.

Hormiga Ardiente cuerito

En el 2013, se llegaron a encontrar varios ejemplares en muy corto tiempo en una zona boscosa de Mayagüez, por lo que no sorprende que el reptil haya conseguido propagarse.

Para los años 90, estos animales eran vendidos como “mascotas” y se supo que llegaron a traerlos de contrabando desde Suramérica y venderlos en la Isla.

papanacho nuevo CAFE

Serpientes de la especie boa constrictor invaden Oeste

MAYAGUEZ: Ante la proliferación de serpientes en varios sectores de la isla, incluyendo a la región oeste, funcionarios del Servicio Geológico de Estados Unidos, están alertando a la ciudadanía sobre la presencia de “boas constrictor” en fincas y terrenos abandonados del país. Aunque la “boa constrictor” fue introducida en la isla como especie exótica, una vez crece, se transforma en serio peligro ya que puede desarrollarse hasta 1o pies de largo y pesar unas 75 libras.

Dicha serpiente no tiene un depredador natural, lo que facilita su desarrollo y rápida multiplicación. Hasta el momento no se tienen estadísticas sobre el número de boas que habitan en el territorio local, pero muchas de éstas han sido detectadas  en sectores de  Mayagüez y Añasco. Incluso, conductores dicen haber observado como dichas serpientes cruzan carreteras cerca de Añasco.

Esta clase de serpiente es nativa de Sur América, pero desde hace varias décadas es  traída a Puerto Rico por personas que las adquieren cuando son pequeñas y no representan riesgos. Sin embargo, una vez se desarrollan los dueños de las mismas las abandonan en cualquier lugar.  Una boa constrictor de gran tamaño puede causar la muerte por asfixia a infantes y animales pequeños.

La boa constrictor es de colores llamativos y prolifera en pantanos y lugares húmedos del Sur del  Estado de Florida, donde se ha convertido en una plaga.  Se apercibe a la ciudadanía, a no intervenir con esta especie de reptil y a notificar sobre cualquier hallazgo de la misma a la autoridades correspondientes.

Proliferan las serpientes exóticas en sectores de Añasco

MAYAGUEZ:  Mientras el Departamento de Recursos Naturales, se hace de la vista  larga ante las frecuentes querellas de la ciudadanía, ahora es la proliferación de serpientes exóticas lo que constituye una seria preocupacion para los residentes de Añasco. Esto fue confirmado por el alcalde popular Jorge E. Estévez Martínez, en declaraciones a Noti-Uno 760.

El primer ejecutivo municipal indicó que residentes de varios barrios, incluyendo al sector Ciénaga de la Vega, notifican frecuentemente sobre la presencia de este tipo de especie, algunas de gran tamaño. Una boa fue vista cruzar una carretera en días recientes  provocando la curiosidad de automovilistas y peatones.

No se descarta, que el aumento en el número de serpientes obedezca a que personas irresponsables las abandonan luego de tenerlas como mascotas en sus hogares. Al problema de las serpientes también se añade la gran cantidad de  iguanas que habitan en fincas y solares yermos en Corcobada y otros lugares de Añasco.

Hasta ahora ninguna agencia del gobierno ha tomado la iniciativa de realizar un estudio para determinar porqué la región oeste está siendo invadida por especies que antes  habitaban en las montañas de la isla.  Monos de visita en Hormigueros, culebras y serpientes en Añasco e iguanas en el litoral suroeste,  parecen constituirse en otro atractivo turístico.