Perros y gatos han desaparecido… Invasión de boas mantiene en vilo a comunidad de Sabana Grande (Fotos)

boa sabana grande 001-tile wm

SABANA GRANDE: Vecinos de la comunidad David Méndez del barrio Rayo de esta municipalidad, se expresaron preocupados por la invasión de serpientes, particularmente boas de gran tamaño, que llegado a comerse gatos y perritos del vecindario.

La situación fue denunciada por el experto en tecnología Omar Sánchez “Mr. Tech”, cuya madre reside en el sector.

En conversación con LA CALLE Digital, Sánchez explicó que no se trata de la boa puertorriqueña, también llamada “culebrón”, que es la serpiente más grande de Puerto Rico.

“Son reticuladas y no son boas de Puerto Rico. Esa es de 6 pies (en la foto), pero las hemos visto de 8 y 9 pies. Y son agresivas. Si te pegas, te tiran. Son muchas y es increíble la cantidad. Hemos visto más de 20. Te vas a quedar en shock con los cuentos. Esa gente vive ahí con miedo a las serpientes. Algunas son de la especie Pitón de Birmania y boas constrictor. Se comen los gatos, perritos… De todo”, explicó Sánchez.

Alo & John Verano

En el caso de la madre de Sánchez, los ofidios han llegado a entrar en la casa de su progenitora, por lo que le pidió acción al Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA).

Desde hace varios años se ha estado hablando de la invasión de serpientes, particularmente de boas constrictoras, en la región occidental de Puerto Rico, que han venido a desplazar a la boa puertorriqueña, poniéndola en peligro de extinción, pues compiten por básicamente el mismo alimento.

Hormiga Ardiente cuerito

En el 2013, se llegaron a encontrar varios ejemplares en muy corto tiempo en una zona boscosa de Mayagüez, por lo que no sorprende que el reptil haya conseguido propagarse.

Para los años 90, estos animales eran vendidos como “mascotas” y se supo que llegaron a traerlos de contrabando desde Suramérica y venderlos en la Isla.

papanacho nuevo CAFE

Boa puertorriqueña provoca corre-corre en escuela rural de Sabana Grande

Ejemplar de la Boa Puertorriqueña o Culebrón (Foto del DRNA).

Ejemplar de la Boa Puertorriqueña o Culebrón (Foto del DRNA).

SABANA GRANDE: El desconocimiento, la desinformación e, incluso, hasta prejuicios religiosos pudieron ser la causa de tremendo corre-corre que se produjo el jueves en la escuela elemental rural José Celso Barbosa, localizada en el barrio Rayo Guaras de esta municipalidad, cuando una inofensiva boa puertorriqueña se subió a las ramas de un árbol que está en el patio de plantel.

La especie de reptil autóctono de Puerto Rico, también conocido como “Culebrón”, vive mayormente en sectores rurales y montañosos. Las boas jóvenes se alimentan de lagartijos, iguanas, insectos, y otros vertebrados; mientras que las culebras adultas se alimentan de roedores, aves pequeñas y murciélagos.

Según se supo a través de informes de prensa (Primera Hora), una maestra de cuarto grado vio el culebrón enroscado en las ramas del árbol que está cerca de las ventanas de su salón de clases.

A pesar de que alegaron haberse comunicado desde la escuela con personal del Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA), los funcionarios nunca llegaron.

Una sencilla búsqueda de información hubiese ilustrado a la comunidad escolar de que este tipo de ofidio autóctono de Puerto Rico, no es venenoso y no ataca al hombre, pues no tiene el tamaño ni la fuerza para atacar a un niño.

A pesar de que hasta el Siglo XIX, la boa fue abundante. La cacería por su aceite, la deforestación y la destrucción de mogotes completos para la extracción de materiales de construcción ha reducido su número. La boa se incluyó bajo la Ley de Especies en Peligro de Extinción en 1970.

Aparte de que la “mala fama” que la religión le ha creado a las serpientes, por ser una personificación diabólica, hace que muchas personas les teman, en ocasiones como esta, sin motivo.

Si usted se topa en algún momento con una boa puertorriqueña, o culebrón, siéntase afortunado, pues quedan pocas, y déjela en paz.