Abandonados por la sociedad deambulantes del Area Oeste

MAYAGUEZ: Mientras el gobierno central y sus agencias de beneficiencia parecen ignorar la seria crisis que afecta a cientos de individuos que deambulan por las calles del país,  ese cuadro deprimente también ha tomado a las principales vía de acceso a la región oeste, donde personas que alegan padecer de enfermedades catastróficas solo dependen de la caridad pública para poder sobrevivir. Aunque las autoridades no se aventuran a ocultar una realidad que existe, aún en los países más desarrollados, la situación en la isla no es el mejor incentivo para la promoción del turismo en esta parte de Puerto Rico.

Desde individuos, varones y féminas, arrastrados al vicio de las drogas, ciudadanos con problemas mentales y jóvenes que dicen estar contagiados con V.I.H, el desfile diario por la carretera estatal número 2, habla pobremente de la poca o ninguna supervisión que los departamentos de Salud y Familia, llevan a cabo para ayudar a esos seres abandonados a su suerte.

Un periodista de La Calle Digital, pudo observar el  sábado cuando una mujer, presuntamente afectada de las facultades mentales, hacía la necesidades fisiológicas en plena acera frente al Recinto Universitario de Mayagüez y ante la vista de los ciudadanos, incluyendo a visitantes, que pasaban por el lugar. La fémina, de unos de 40 años de edad, se despojó de sus prendas íntimas para realizar un acto que se supone es privado.

De otra parte, los conductores que viajan por la vía 2, desde Aguadilla hasta el Mayagüez Mall, deben enfrentar la nueva modalid de invididuos recurren a la caridad pública mostrando pancartas en las que narran su historia personal. ” Ayúdeme, soy paciente de Sida, mi esposa y mi hijo también son positivos”, lee uno de los avisos.

Es un hecho, que muchos puertorriqueños de buena voluntad ayudan a estas personas, pero todos están de acuerdo que  la responsabilidad primaria de socorrer  a estos compatriotas la tienen las diferentes agencias que reciben asignaciones millonarias para atender a esos desamparados. Ni siquiera la Policía de Puerto Rico está llamada a atender el problema, a menos que  estos ciudadanos violen alguna ley.

Por último, se espera que alguna agencia gubernamental o los mismos gobiernos municipales pongan en vigor leyes u ordenanzas que regulen las colectas de dinero en las diferentes carreteras de la isla. El plan consistiría en que cada organización o grupo que se dedica  a solicitar donativos para diferentes causas o programas, solicite un permiso especial. Dicho permiso deberá establecer fecha, hora y lugar de la actividad y a que persona o entidad se ayudará con tales colectas.

En la actualidad operan en la isla grupos  que se dedican a solicitar dinero en varios lugares del país, so pretexto de que los recursos obtenidos serán para atender casos de niños o adultos con supuestas condiciones graves de salud o que requieren de transplantes. Residentes del Area Oeste, sugieren que tal práctica sea fiscalizada por el Departamento de Salud o de la Familia.

Comments

  1. Saludos! puede decirme si en Mayaguez hay algún albergue para personas sin hogar?