Junta de Anuncios de C.E.E de lo sublime a lo ridículo

Posiblemente este editorial sea despachado por la Comisión Estatal de Elecciones, con represalias hacia este medio de comunicación que tiene como único norte servir a los intereses de nuestras comunidades, más allá de los partidos y de las insignias políticas. Sin embargo, no podemos continuar manteniendo silencio ante la mordaza que la C.E.E. y su Junta Examinadora de Anuncios, tiene contra todo aquello que suene a partidismo aunque solo se trate de cosas tan sencillas como un saludo a los padres y a las madres en su día.

Tal es el colmo de la ridiculez que a una tarja develada hoy miércoles por el gobierno en honor a la distinguida profesora doña Pilar Barbosa de Rosario, hija del prócer José Celso Barbosa, tenía impresa la frase de ” aprobado por la Comisión Estatal de Elecciones”. Incluso, una estudiante de honor de un plantel del Area Oeste, nos mostró una de sus medallas que tiene inscrita la notoria frase de: Aprobado C.E.E SA….

Queremos emplazar  al señor William Pagán Rodríguez, presidente de la mencionada Junta Examinadora de Anuncios, para que le explique al pueblo puertorriqueño hasta donde llega su experiencia en asuntos de publicidad y cuales criterios median en el rechazo o  aprobación de propaganda para los medios de comunicación masiva.

¿ Cómo es posible señor Pagán Rodríguez que su Junta rechace un aviso de prensa dedicado a las madres, pero le da el visto bueno a los anuncios que promueven los juegos de azar en Puerto Rico?.

Hasta donde se sabe, la Junta Examinadora de Anuncios de la Comisión Estatal de Elecciones, se creó para evitar que una colectividad política tomase ventaja sobre otra a la hora de pautar anuncios en los medios, aparte de promover obras y proyectos con intención politiquera. Si se van a seguir las directrices de su Junta  al pie de la letra, entonces los candidatos a cargos electivos o aquellos que aspiran a la reelección tendrán que colocarse máscaras a la hora de salir a la calle para que los electores no los puedan identificar. O en su defecto, sugiérales usar camisetas con el “slogan” de aprobado por la Comisión Estatal de Elecciones.

Una cosa es hacer cumplir la ley durante la llamada veda de anuncios y otra es rayar en lo ridículo.

( Nota: Este Editorial no ha sido aprobado por la  Comisión Estatal de Elecciones).