Monos del Valle de Lajas se mudan para Hormigueros

HORMIGUEROS: ” Pensé que se trataba de alguien que intentaba cometer una fechoría, pero cuando volví a mirar eran varios monos que estaban subidos a  los techos de nuestras casas”. Así lo narró a La Calle Digital un vecino de este pueblo quien se topó con los animales que saltaban alegremente sobre viviendas localizadas en la urbanización Estancias del Río.

Aparentemente, los monos proceden de fincas ubicadas en Lajas y Cabo Rojo, aunque residentes del Poblado Rosario de San Germán, también dicen haber visto simios en las cercanías de la carretera 330. No obstante, la seriedad del problema las autoridades pertinentes no han establecido un programa de control de la especie, que en algunas circunstancias se tornan peligrosos.

La proliferación de los monos ha seguido en aumento desde la década del 70, cuando varios de esos animales escaparon de la Isla Magueyes en La Parguera. A partir de allí, decenas de monos de pelambre negra y otros rubios, se han convertido en un dolor de cabeza para los agricultores de la región suroeste.

Aparte de las frecuentes visitas de iguanas verdes, ahora los vecinos de este litoral tendrán que lidiar con la llegada inesperada de los monos que andan en la búsqueda de agua y frutas. Como se sabe, el municipio de Hormigueros está rodeado por el Valle de la Eureka, lugar al que los monos acuden luego de cruzar la carretera 114.

Se apercibe a la ciudadanía a no enfrentar a la especie y en caso de que alguno entre a su propiedad, cierre las puertas del hogar y llame de inmediato al Departamento de Recursos Naturales o a la Policía.