Consejos del Recinto de Ciencias Médicas para celebrar un Halloween seguro

REDACCIÓN: Con la finalidad de contribuir para que el día de Halloween sea uno seguro, divertido y sin eventos que lamentar, se recomienda tomar medidas de seguridad y vigilancia en todo momento. A pesar de que muchos hogares ya tienen servicio eléctrico, muchas calles o carreteras no tienen alumbrado y están averiadas. Estas condiciones pueden aumentar el riesgo de lesiones.

“Durante el día de Halloween, si su familia tiene planes para realizar alguna actividad de trick or treat, recomendamos que realice el evento temprano en la tarde antes que oscurezca. Aproveche la oportunidad para que usted y sus niños compartan con sus vecinos próximos, evitando  exponerse a lugares en los que no conoce los posibles riesgos”, señaló la doctora Milagros Martín, directora del Programa de Emergencias Médicas Pediátricas del Recinto de Ciencias Médicas (RCM) de la Universidad de Puerto Rico (UPR).

Según la doctora, “la medida de seguridad más apremiante es que, antes de irse a trick or treat, usted como adulto responsable haga un recorrido por la ruta que va seguir con los niños. Mientras hace el recorrido, observe cuidadosamente la vía peatonal y asegúrese que la misma se encuentre libre de obstáculos y otros riesgos potenciales. Luego enfatíceles a los niños que permanezcan junto a usted evitando caminar solos, y que conozca que tiene un adulto responsable a su cuidado. Informe al niño que siempre crucen la calle en compañía del adulto responsable. Cuando se cruza una calle, se hace en las esquinas y cruces peatonales, pero nunca corriendo”.

La profesional enfatizó que también es importante explicarles a los niños y adolescentes que nunca deben entrar a casas o a autos de extraños o conocidos sin autorización del adulto responsable por ninguna razón.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Algunas recomendaciones son:

  • Permanezca cercano a su hogar, en el ambiente conocido por usted y los niños y salga a trick or treat, mientras haya luz solar.
  • Integrar linternas o luces pequeñas como parte del disfraz para que los niños las lleven, esto los ayuda a tener una mejor visibilidad y a ser vistos más fácilmente por los conductores de vehículos de motor.
  • Asegúrese que el disfraz de su niño sea amigable, no sea flamable, sea de su talla, no le arrastre por el suelo para evitar caídas, y sea de colores llamativos.
  • Si va a usar máscara que tenga orificios grandes en los ojos y boca para que no impida la visibilidad ni la respiración, ni utilice spray que afecten los ojos.
  • Las máscaras o sombreros pueden obstruir la visibilidad del niño, una buena alternativa es pintar la cara del niño con pintura o maquillajes que sean no-tóxicos
  • Los accesorios del disfraz como espadas, cuchillos u otro objeto punzante debe ser de un material suave que no sea cortantes y utilizar zapatos cerrados. También evite accesorios pequeños como ‘beads’ (como por ejemplo, lentejuelas, perlas, pedrería, etc) ya que los niños más pequeños pueden ahogarse.
  • No utilice lentes de contacto decorativos¬ para cambiar la apariencia del ojo. A pesar de que algunos empaques dicen ser ‘tamaño estándar’ o ‘sin necesidad de una receta’, usar estos lentes sin consultar a un especialista puede ser peligroso. Estos pueden causar dolor, inflamación e incluso infecciones que pueden llevar a pérdida de visión permanente.
  • Planifique alternativas a la tradición de “trick or treat”, como fiestas de pijamas o reuniones para ver películas apropiadas para la edad.
  • Un adulto debe acompañar a menores de 12 años en todo momento. Siempre se les debe recordar que se mantengan en grupo, cerca de familiares y en áreas que sean conocidas para ellos. Niños mayores de 13 años pueden ir en grupo por áreas familiares y con hora de regreso establecida.
  • Recuerde explicarle a los niños que no debe entrar a casas o montarse en carros de personas extrañas.
  • Las horas más populares para “trick or treat” son entre las 5:30 p.m. a 9:30 p.m. es recomendable estar especialmente vigilante en estas horas.
  • Aproveche la oportunidad para practicar las medidas de seguridad peatonal junto con su niño, manténganse en la acera, utilicen el cruce peatonal, miren a ambos lados antes de cruzar y eviten correr.
  • Una buena cena antes de partir en busca de dulces ayudará a evitar a que los pequeños coman muchos dulces.
  • Recuerde revisar los dulces recogidos por sus niños antes de que estos los ingieran y elimine todo dulce desenvuelto o sospechoso. Lea siempre las etiquetas de los ingredientes de cualquier dulce por si su niño es alérgico a alguno de ellos.
  • Si su niño es diabético procure tomar las medidas preventivas. Considere utilizar regalitos como libros de colorear, varitas mágicas, etc.
  • Supervise siempre a sus niños cuando vaya a ingerir los dulces ya que algunos pueden causar atragantamiento.
  • Explíquele al niño con anticipación cuáles son las medidas de seguridad para este día.
  • Se recomienda planificar una visita con el dentista dentro de un mes luego de Halloween para una limpieza dental completa.
  • Importante repasar con el niño antes de salir de casa que debe hacer en caso de que se pierda o que haya alguna emergencia.
  • Comuníquese con el 9-1-1 si ocurre algún evento inesperado o emergencia.

“De ocurrir algún evento inesperado o ver a una persona sospechosa, debemos notificar a la Policía inmediatamente. En caso de envenenamiento, es vital comunicarse de inmediato al 1-800-222-1222. Y enfatizar que para cualquier emergencia, debemos contactar rápido al 9-1-1. Es importante tener esta información a la mano ante cualquier eventualidad”, concluyó la doctora Stephanie Velázquez, residente de pediatría.