Cunde el pánico entre empleados municipales Cabo Rojo

CABO  ROJO:  Ante la explosiva declaración del alcalde electo Roberto (Bobby) Ramírez Kurtz, dando a conocer  que la alcaldesa saliente Perza Rodríguez Quiñones, no deja fondos para pagar la nómina del gobierno municipal a partir de enero próximo, empleados y funcionarios de este municipio expresaron sentirse preocupados ante la realidad financiera de la alcaldía controlada hasta el pasado 6 de noviembre por el Partido Nuevo Progresista. El nuevo alcalde afiliado al Partido Popular Democrático, ” activó el botón del pánico” al surgir informes de que la incumbente ” utiliza ilegalmente asignaciones legislativas para gastos operacionales”.

En comunicado emitido el viernes, Ramírez Kurtz denuncia graves irregularidades fiscales que no permiten dejar en caja los dineros para honrar los salarios de los empleados de la administración municipal de Cabo Rojo a partir de enero 2013. Alega el nuevo alcalde, que Rodríguez Quiñones, ” provocó déficits presupuestarios y usa ilegalmente las asignaciones legislativas para proyectos, en el pago de nómina y otros gastos operacionales del municipio debido a la falta de dinero para cubrir los mismos.

Ramírez Kurtz, fundamenta sus serios señalamientos partiendo del testimonio de funcionarios de la administración de Rodríguez Quiñones durante las vistas de transición. ” Quienes confirmaron mi advertencia a los caborrojeños durante la campaña eleccionaria sobre los déficits millonarios y la precaria situación fiscal del municipio provocados por la alcaldesa saliente”, indicó el nuevo primer ejecutivo de Cabo Rojo.

El munícipe se refirió al testimonio del saliente Director de Finanzas, Juan Carlos Padilla, quien al finalizar su participación en las vistas para rendir cuentas, afirmó que el municipio no dispondrá del dinero en caja necesario para cubrir las nóminas de los empleados municipales desde enero en adelante. Tampoco habrá recursos económicos para pagar el exceso de licencia por enfermedad y vacaciones acumuladas.

Por ese motivo, el Comité de Transición entrante urgió de Padilla que realice las gestiones necesarias para garantizar el pago de las nóminas para el personal del Municipio de Cabo Rojo, para los meses de enero y febrero de 2013, antes de la partida de la alcaldesa Rodríguez Quiñones.

Como asunto de suma importancia, el Gobierno Municipal de Cabo Rojo,  refleja  déficits  operacionales  de $ 1 millón 685 mil 087  para el año fiscal 2010 y más de $4 millones para el 2011, incluyendo otro déficit de $ 4. 5 millones al cierre del año fiscal 2012.  Se alega que la “debacle financiera” en este pueblo es el resultado de la “fatídica práctica”  de inflar el presupuesto por encima de la capacidad real de recaudación del  Gobierno Municipal.

Comments

  1. Aja! Ella y sus secuaces corren con el botín. Dejando pinchaos, dando cara a los que se quedan.

A %d blogueros les gusta esto: