Fiscalía estudia volver a radicar caso de marihuana sintética

AGUADA: Ante la decisión de un magistrado del Centro Judicial de Aguadilla, de no hallar causa para ordenar el arresto de un comerciante local a quien se trata de responsabilizar por la venta en su garaje de la llamada “marihuana sintética” el Departamento de Justicia estudia radicar el caso nuevamente. Luego de examinar la supuesta evidencia presentada por un agente del Departamento de Salud, el Juez Rafael Ramos, dictaminó el viernes desestimar la querella.

Esta situación es novel, ya que no fue hasta el 9 de agosto del corriente  año, que se aprobó una enmienda a la Ley de Sustancias Controladas, haciendo  delito la posesión y venta de la “marihuana sintética” y sus derivados. Incluso,  se desconoce si se ha llevado a cabo una campaña de orientación a comerciantes y ciudadanía en general  para apercibirlos sobre la ley.

En el el caso del negocio ” West Coast” ubicado en este municipio, se alega que una empleada del establecimiento le vendió el producto conocido como “potpurri” a un cliente, que resultó ser  agente encubierto del Departamento de Salud. Trascendió posteriormente que tal artículo está confeccionado a base de marihuana sintética y por tanto, la venta, uso y posesión es prohibida.

Aunque la empleada no fue encausada de cometer delito alguno, el Gobierno recurrió en contra del propietario del establecimiento en un intento por “tirarle encima” el peso de la ley.  El Fiscal Néstor Márquez  de la Región de Aguadilla, tiene ante sí la resonsabilidad de determinar si radica  la denuncia en alzada.  Localmente se comenta, que la empleada del negocio donde hubo la venta de la llamada  marihuana sintética  pudo haber sido objeto de un “entrampamiento”  para fabricarle un caso.