Opiniones divididas en cuanto a retiro de orden contra Ferrer Ríos

Mientras  sus amigos y allegados políticos celebran que la supuesta perjudicada haya retirado la orden de protección solicitada contra el legislador, miembros de la oposición entienden que Justicia debe proseguir el caso contra el representante popular Héctor Ferrer Ríos, no obstante la decisión de su compañera consensual de darle otra oportunidad. Ayer sábado trascendió, que la querellante Elisa Hernández expresó no tener interés de proseguir con el caso que pudiera costarle el escaño al vicepresidente del PPD y candidato a alcalde de San Juan por esa colectividad.

Originalmente, la señora Hernández  y un familiar llamaron a la Policía para reportar una denuncia de maltrato conyugal contra Ferrer Ríos, durante un incidente ocurrido en el hogar de la pareja en el sector Cupey de Hato Rey. La presunta victima alegaba que su compañero Ferrer Ríos la increpó con frases soeces, aparte de lanzar objetos contra el piso del apartamento. También acusó al representante de cometer el acto de violencia doméstica en presencia de sus hijos menores, aunque siempre sostuvo que el político no la agredió físicamente.

Tras el revuelo suscitado  dentro y fuera de la isla, lideres del Partido Nuevo Progresista declinaron adelantar críticas contra Ferrer Ríos al tiempo que en el Partido Popular Democrático, pidieron “espacio” para el representante y su familia. Sin embargo, no se descarta que la Oficina del Fiscal Especial Independiente decida citar a Ferrer Ríos, partiendo que por tratarse de una figura pública, el interés de investigar lo tiene el Pueblo de Puerto Rico.

Los representantes legales de Ferrer Ríos y de la señora Hernández, han estado en conversaciones para posibilitar un acercamiento entre las partes, lo que se logró por el bienestar del menor concebido por la pareja.

” Lo menos que se debe hacer en este asunto es exigirle al representante Ferrer Ríos y a su compañera consensual, que le paguen al pueblo el dinero invertido por el gobierno en la movilización de la Policía, Departamento de la Familia, Justicia y otros funcionarios llamados a atender este tipo de querellas”, sostuvo uno de los lectores de la Calle Digital.

Aunque el defensor Osvaldo Carlo, alegó que luego de la intervención policial Ferrer Ríos, nunca fue encerrado en la celda de detención del cuartel de Hato Rey Oeste, un alto oficial de la Uniformada aseguró que el líder popular estuvo tras las rejas como cualquier hijo de vecino.

/p