Policía desmiente atentado contra Iglesia Católica

Policia Puerto RicoGUANICA:  Al  aclarar que el incidente no ocurrió en la plaza de recreo de dicho pueblo, ni se reportó balacera alguna que afectara a los feligreses de la Iglesia Católica San Antonio Abad de Guánica, el capitán Angel Santana, comandante del distrito policíaco guaniqueño, explicó a Revista La Calle, la verdad sobre un incidente violento perpetrado por desconocidos que el viernes por la noche realizaron disparos contra el templo evangélico La Gran Encomienda, ubicado cerca del Residencial Luis Muñoz Rivera en esa municipalidad.

El informe oficial desmiente versiones aparecidas en un medio digital, donde se informa que varios sujetos efectuaron detonaciones contra la iglesia parroquial en momentos que perseguían a un individuo. Se alega que el supuesto tiroteo ocurrió el domingo durante una misa, resultando herido con fragmentos de cristal un menor que se hallaba dentro de la iglesia.

«Eso no sucedió de esa manera», subrayó el capitán Santana, a preguntas de Revista La Calle.  De acuerdo a la explicación ofrecida por el oficial, el viernes 9 de mayo a eso de las 8:15 de la noche se recibió una llamada sobre detonaciones en las inmediaciones del residencial Muñoz Rivera. Tras acudir al lugar, los agentes constataron que uno o más individuos abrieron fuego hacia la Iglesia evangélica La Gran Encomienda, rompiendo cristales. Cabe señalar que al surgir las detonaciones el templo estaba vacío.

Como resultado de los hechos, un niño que instantes después pasó por el sector cercano al  templo, sufrió una herida en un pie causada por un fragmento de cristal. Eso requirió varios puntos de sutura. Agentes del CIC en el Area de Ponce, tratan de establecer la identidad de los delincuentes que huyeron en medio de la obscuridad.

De otra parte, miembros de la feligresía católica de Guánica, dijeron estar consternados  ante la  irresponsabilidad de algunos medios a la hora de reportar una noticia sin la debida investigación. «Hasta la foto de nuestra Parroquia fue utilizada para una información a todas luces falsa», comentaron vecinos de esa población.

Libre bajo fianza pastor detenido por delitos contra moral

PONCE:  En libertad provisional, luego de depositar una fianza de $ 110 mil, quedó el pastor evangélico Nelson Santiago Colón de 47 años, encausado el viernes por 38  delitos contra la moral en perjuicio seis menores que  para la  época de los supuestos hechos estaban entre las edades de catorce a 16 años. La jueza Sheila Díaz  del Centro Judicial del Sur, dispuso que el  religioso porte un grillete electrónico y permanezca en el hogar dentro del horario que disponga el tribunal.

Surge de las denuncias, que Santiago Colón quien pastorea la Iglesia Cristiana Peniel en  Ponce, presuntamente, cometió actos de agresión sexual contra varios de los jovencitos, cuyos familiares se querellaron ante las autoridades. No se ofrecieron otros detalles sobre las fechas de los supuestos delitos. Pero, trascendió, que los actos contra moral ocurrieron en lugares ajenos al templo.

Allegados a la defensa de Santiago Colón aseguran que el denunciado es víctima de una agenda de persecución por parte de personas que pretenden hacerle daño. Santiago Colón está siendo representado por el conocido abogado criminalista ponceño Pablo Colón.

Joven perjudicada enfrenta a pastor que intentó abusar de ella

Tras declarar que el ahora acusado la interceptó mientras entraba a una habitación de la residencia situada en el barrio Quebradas de Guayanilla, una joven describió como el pastor pentecostal Kermit Rodríguez Seda, intentó atacarla sexualmente luego de lanzarla sobre  una cama. La perjudicada, cuya identidad reservan las autoridades, sostiene que los hechos surgieron en febrero del año pasado y en momentos que visitaba al religioso quien es abuelo de su esposo.

Rodríguez Seda, que tiene pendiente otro caso por toquetear lascivamente a una menor de 9 años de edad, está siendo enjuiciado en la sala presidida por el juez Rubén Serrano del Centro Judicial de Ponce. La fiscal Camile Soto, le radicó acusaciones por actos lascivos e impúdicos y maltrato de menores al pastor que dirige un templo evangélico en el mismo barrio donde sucedieron los supuestos delitos.

La defensa está tratando de minar la credibilidad de la jovencita que para la fecha del alegado incidente tenía unos 16 años de edad.  Desde que se le radicaron las graves denuncias, el pastor Rodríguez Seda, ha declinado ofrecer declaraciones y solo se limita a manifestar que no ha hecho nada.

Algunos familiares y miembros de la iglesia que pastorea Rodríguez Seda, lo han estado acompañando a corte durante todas las etapas del proceso, incluyendo, el juicio que tiene lugar en la Región Judicial de Ponce.

 

Libre bajo fianza pastor imputado de abuso contra una nieta

Bajo cargos de maltrato en perjuicio de una nieta de solo 9 años de edad, fue encausado este miércoles, el pastor pentecostal Kermit Rodríguez Seda, domiciliado en el barrio Quebradas de Guayanilla. El sexagenario quedó en libertad provisional luego de depositar la fianza de $30 mil que le  impuso  el juez de primera instancia Rubén Serrano, de la Región Judicial de Ponce. Al religioso también se le colocó un grillete electrónico y deberá cumplir las condiciones fijadas por el Tribunal.

Aunque en la querella original familiares de la menor alegan que el religioso «toqueteó» lascivamente a su nieta, la cual no fue identificada, el magistrado Serrano, solo halló causa probable para procesarlo por el delito de maltrato contra la menor. Contra Rodríguez Seda, quien pastorea una iglesia pentecostal en Guayanilla, también tiene pendiente de juicio otra querella por actos inmorales donde la supuesta agraviada es una jovencita de 16 años.

Los hechos atribuidos a Rodríguez Seda, se remontan a febrero de este año en un sector del área sur. En el incidente de ahora, se alega que la niña perjudicada reside con sus padres en otro punto de la isla y para la fecha del delito estaba de visita en la casa del abuelo pastor.

Una vez conocida la decisión del juez Serrano, de acusar  al religioso por casos de maltrato contra una menor, la fiscal Camile Soto, mostró su disgusto y adelanto que recurrirá en alzada. Entrevistado para Telenoticias ( Telemundo), el ministro evangélico negó los graves señalamientos en su contra, al tiempo que fue acompañado a corte  por familiares y feligreses.