Optimismo en el gobierno por auge en industria hotelera

SAN JUAN:  Al tiempo que la industria hotelera del país sigue reportando altos niveles de ocupación durante el feriado religioso de Semana Santa, las autoridades gubernamentales se muestran optimistas de que la tendencia continúe durante todo el año. Las principales hospederías de la isla ya no tienen cupo para estos días de asueto, mientras miles de turistas se movilizan hacia los paradores y hoteles pequeños a lo largo de las  áreas sur y noroeste.

Funcionarios de la Compañía de Turismo de Puerto Rico, consideran que la ocupación en los hoteles podría estar rondando el 97 por ciento, pero no se descarta que sea mayor.  No obstante presagios pesimistas sobre la situación económica de la isla, Puerto Rico sigue siendo uno de los destinos turísticos preferidos por los visitantes del Caribe.

Números recientes arrojan que en términos de la industria turística,  el impacto económico ha sido positivo, habiéndose  obtenido ingresos por $34 millones en los primeros meses del  2013.  Esto equivale a ingresos por $3 mill0nes más, que para la misma época del año  anterior.   De otra parte, el gobierno cifra esperanzas en la llegada de otras aerolíneas que estarán cubriendo nuevas rutas  de los Estados Unidos , Europa, México y Sur América.

Pescadores optimistas de mejorar ventas en Semana Santa

CABO ROJO: Aunque la situación no es la misma de años anteriores ante factores como la crisis económica y la competencia que representa la importación de mariscos, pescadores de este litoral cifran las esperanzas de  mejorar sus ventas durante el  fin de semana. La Calle Digital hizo un recorrido el martes por la Villa Pesquera de Puerto Real, detectando escasa presencia de los compradores regulares  de pescado fresco. Trascendió, sin embargo, que muchos clientes dejan para última hora la compra de pescado y de otras especies de mariscos para la cena tradicional de Viernes Santo.

Caró Valle, propietario del negocio que lleva su nombre, se mostró confiado de que los clientes regresen a la Villa Pesquera local donde se ofrecen mariscos frescos y a precios competitivos. “Sabemos que la situación económica no está buena, pero confío que las cosas mejoren en estos días próximos”, enfatizó Valle.

En el pasado, los puertorriqueños acudían a las principales villas pesqueras de la Región Oeste, donde adquirían pescado fresco y limpiado al momento por los mismos obreros del mar. No obstante, con la llegada de peces, pulpo  y camarones desde diferentes lugares del mundo, esas especies se consiguen ahora en cualquier supermercado a un costo  más bajo.

Especies como el chillo, el mero y la sierra están esperando por la clientela en el establecimiento del señor Caró Valle y en los demás lugares donde se vende “pesca’o” fresco a lo largo de la costa oeste de la isla. A eso añádale, el pulpo, la langosta, carrucho y como ofrecimiento especial, los jueyes del país genuinos para un salmorejo sabroso. La Calle, les invita a patrocinar a nuestros pescadores y a las personas que se dedican a proteger a la industria pesquera local.