Para el 7 de enero juicio contra matadores de catedrático

MAYAGÜEZ:  Tras encontrar causa probable para juicio en todos los delitos imputados, la Juez Geisha Villarrubia del Centro Judicial de aquí, señaló para el 7 de enero próximo, el comienzo del proceso contra los presuntos victimarios del catedrático retirado, doctor Jaime Moya Quintana, quien residía en la Urbanización Mendoza del exclusivo sector Miradero  de la Sultana del Oeste. El anciano quien al momento de los hechos tenía 88 años de edad, fue secuestrado el 6 de noviembre de 2013, por 2 individuos y una fémina, quienes  lo amordazaron y le infligieron múltiples estocadas con un  arma punzante.

El infortunado fue hallado sin vida un día después, bajo el puente de la carretera 109, kilómetro 11.8 en el Barrio Miraflores de Añasco. Desde el primer momento de la desaparición del ex catedrático, trascendió la teoría del robo como el móvil del crimen que conmovió a toda la comunidad universitaria del Oeste.

Luego de una intensa pesquisa por parte de agentes de la División de Homicidios del CIC en el Area de Mayagüez, se pudo relacionar a la joven Brenda Moya Barbosa de 29 años de edad, con el horrendo asesinato de su abuelo don Jaime Moya Quintana.  Las averiguaciones policiales también condujeron a los arrestos del deambulante Salvador Benítez Toledo, alias “Papito” y Alex Matos Jusino, vecino de un residencial público de este litoral.

Desde la fecha del arresto, el trío permanece encarcelado ya que no han podido prestar la fianza global de $1 millón 800 mil, que les impuso la juez Margarita Gautier del Tribunal de Primera Instancia. Los varones y la fémina enfrentan cargos de asesinato en primer grado, secuestro, robo, violaciones a la ley de armas, destrucción de evidencia y tentativa de retirar dinero de un cajero automático (ATH). Durante las horas que el anciano fue mantenido secuestrado, los victimarios intentaron repetidamente  que el  octogenario retirara de la ATH, el efectivo que ellos exigían.

Durante el procedimiento de Vista Preliminar llevado a cabo este martes, la magistrada Villarrubia, encontró causa probable para juicio en todos los delitos radicados por la Fiscal Rosa Acevedo, Los acusados serían reingresados de inmediato a las prisiones donde continuarán hasta que presten las respectivas fianzas.

Asesino inició baño de sangre ultimando a su progenitora

NEWTOWN, CONNECTICUT:  Adam Lanza, identificado preliminarmente como Ryan, desató una de las masacres más tristes en la historia de los Estados Unidos,  al canalizar negativamente aparentes frustraciones personales, asesinando a su progenitora, la profesora Nancy Lanza y a otras 25 personas, veinte de ellos, niños que asistían a la Escuela Elemental Sandy Hook, en esta otrora tranquila comunidad. Establecen los informes obtenidos por las autoridades estatales y federales, que el joven de 20 años de edad, mató a su mamá en una residencia de la calle Yogananda de Newtown y luego se dirigió hacia la escuela donde llevó a cabo la masacre inexplicable.

Varios profesores del nivel de cuarto grado estaban reunidos preparando planes de trabajo cuando Lanza irrumpió en el plantel fuertemente armado, vistiendo ropas negras y un chaleco antibalas. Se desconoce si alguno de ellos sucumbió como resultado de la lluvia de disparos. Trascendió, no obstante, que el director de la escuela Daron Hochsprung, es una de las victimas de la tragedia.

El intenso tiroteo que se originó pasadas las 9:00 de la mañana del viernes, provocó  la movilización de numerosos agentes de la Unidad SWAT que tomaron control del plantel, mientras decenas de familiares de las victimas arribaban llorosos al lugar para inquirir sobre la condición de los alumnos y demás personal del centro de enseñanza.  Cálculos apuntan a que Lanza hizo más de 100 disparos utilizando dos o más armas de fuego. Se presume, que el joven  cometió suicidio luego de la acción inexcusable, pero ese ángulo tendrá que ser corroborado por los investigadores.

Localmente se comenta, que entre las victimas fatales hay una niña de 7 años de edad, hija de una familia puertorriqueña procedente del pueblo de Maunabo en Puerto Rico. Sin embargo, esa versión deberá ser verificada por la Policía y autoridades escolares de Newtown, Connecticut.