Jueza extiende orden contra profesora de Cabo Rojo

CABO ROJO:  Atendiendo las quejas de padres y estudiantes que alegan sentirse ofendidos y discriminados por el trato que reciben de una maestra que labora en la Escuela Luis Muñiz Soufront de este pueblo, la Juez Rosalinda Ruíz Ruperto, del Tribunal de Primera Instancia, extendió hasta el año próximo la orden de protección que emitiera recientemente a favor de nueve alumnos del mencionado plantel. La magistrada concluye que la parte querellada deberá abstenerse de mantener contacto con los denunciantes o emitir comentarios que éstos pudieran considerar ofensivos a su dignidad.

Surge de las querellas, que la profesional identificada como Dora Alves, presuntamente, asume una actitud de maltrato verbal hacia menores que cursan el cuarto grado en la escuela localizada en el Barrio Joyuda de Cabo Rojo. Aunque no media evidencia de agresiones físicas, los padres y alumnos querellantes sostienen que la educadora en ocasiones se refiere a los alumnos con señalamientos referentes al color de la piel y  cómo lucen físicamente.

La Calle Digital conoció el miércoles, que la maestra ha negado los serios señalamientos aunque se encuentra bajo investigación del Departamento de Educación. No se descarta que la división especializada de la Policía en asuntos de menores, también se una a la investigación de los incidentes alegados.

Farmacéutico enfrenta cargos hoy por acuchillar a ex pareja

AGUADA: Aunque el presunto agresor intentó suicidarse luego de acuchillar a su ex pareja, el fiscal Rufino Jiménez, podría radicarle cargos hoy lunes al farmacéutico Efrén Pérez González, que el sábado hirió de gravedad a una profesora de instrucción pública de la que estaba separado desde hacía algún tiempo. La dama, cuyo nombre no fue ofrecido por las autoridades, sufrió heridas punzantes en diferentes partes, debiendo ser trasladada a una institución hospitalaria de la capital.

Trascendió, que el incidente de violencia doméstica ocurrió en presencia de un menor de 3 años, que es uno de los tres hijos procreados por la pareja. Los hechos se suscitaron en el domicilio de la victima localizado en el barrio Piedras Blancas de este pueblo. Después de reñir por asuntos bajo investigación, Pérez González la emprendió a estocadas contra la indefensa mujer.

Una vez cometido el delito de violencia familiar y aparentemente angustiado por lo ocurrido, Pérez González, se infirió cuchilladas en diferentes partes, de las que se recupera en un hospital del Area de Aguadilla. El vecino de Aguada, enfrenta acusaciones por Ley 54, tentativa de asesinato y violaciones a la Ley de Armas.