Velo de misterio rodea crimen dueña de bar en Aguadilla

AGUADILLA:  A dos días de ocurridos los hechos, las autoridades locales continúan sin esclarecer el asesinato de la comerciante Diana Salinas Roldán de 38 años, hallada sin vida el viernes 8 de marzo a eso de las 6:30 de la mañana en su negocio “Dialisch Sport Bar”  que ubica en el Barrio Ceiba Baja de este pueblo. La infortunada, quien presentaba un impacto de bala en el rostro, fue encontrada por un ciudadano quien notificó de inmediato a la Policía.

Según trascendió posteriormente, la señora Salinas Roldán había enviudado desde hacía tres años, cuando fue compañero fue ultimado por varios individuos. Hasta el presente no hay evidencia que vincule el crimen de la fémina con la muerte del familiar. En la escena del crimen los investigadores ocuparon un casquillo de bala calibre .40, procedente del arma que cegó la vida de la comerciante quien residía en Moca.

A menos que surja evidencia que los lleve a sostener la versión del robo como aparente móvil  de la ejecución, agentes de la División de Homicidios del CIC, descartan dicha teoría. En el establecimiento de Salinas Roldán, todo se hallaba en orden, no había señales de forcejeo ni que faltase  dinero u otra propiedad.

Así las cosas, solo le resta a los investigadores aguardar por el informe del forense a fin de determinar si Salinas Roldán recibió otros impactos de proyectil y si el crimen fue un acto de venganza por parte de alguien a quien la victima conocía.

Continúa en el misterio horrendo crimen del niño Lorenzo

Lorenzo_GonzalezSAN JUAN:  Transcurridos tres años del horrendo asesinato del niño Lorenzo González Cacho, el sonado caso sigue rodeado de intrigas, especulaciones y teorías que no han servido para desenrredar la madeja de uno de los crímenes más preocupantes en la historia del país. A pesar de que los hechos surgieron en el hogar del niño en una exclusiva urbanización de Dorado, las autoridades no logran dar con la persona que le arrebató la vida al simpático Lorencito. La muerte que  aún conmueve al pueblo puertorriqueño, se remonta al 9 de marzo de 2010, en horas de la madrugada.

Mientras la madre del extinto, continúa sosteniendo que ella no tuvo intervención alguna en el doloroso incidente que terminó con la vida de Lorenzo, otros posibles testigos, o sospechosos, han optado por escudarse en sus derechos constitucionales.  Así las cosas, los investigadores y fiscales del caso, parecen estar en el mismo punto de partida, sin una prueba contundente que sirva para someter los delitos y sostenerlos más allá de duda razonable.

Lorencito, hijo de Ahmed Alí  González y Ana Gonzáez Cacho, fue encontrado muerto en su cama a consecuencia de múltiples golpes supuestamente propinados con un objeto contundente. Evidencia, que todavía permanece oculta en algún lugar.

Tres años  después de ocurridos los hechos, el pueblo cifra las esperanzas en el nuevo Secretario de Justicia Luis Sánchez Betances, para que ordene utilizar  todos los mecanismos investigativos y científicos en el esclarecimiento del crimen. No hay nada oculto bajo el Sol y el asesinato  del niño Lorenzo González Cacho, no puede ser la excepción.

Victima de crimen pudo haber sido objeto de un secuestro

MAYAGUEZ:  Mientras las autoridades locales agotan todos los recursos investigativos para esclarecer los hechos e identificar a la víctima, agentes de la División de Homicidios del CIC del Oeste, continúan rastreando la escena en la búsqueda de evidencia que ayude a establecer la identidad del hombre hallado calcinado el lunes en un apartado sector del Barrio Anones de Las Marías. Aparentemente se trata de un joven de unos 5 pies, 4 pulgadas de estatura que fue llevado por la fuerza al sitio donde lo ultimaron a cuchilladas.

En un intento por hacer desaparecer el cuerpo, los asesinos le  pegaron fuego al infortunado quien sucumbió a la orilla del río que circula por las inmediaciones del sector Casey, aledaño a la carretera 108 cerca del kilómetro 14.5. Aunque no fue hasta la mañana del lunes 4 de febrero, que un vecino del lugar encontró el cadáver completamente calcinado, el testigo dijo haber escuchado voces y ruidos en horas de la noche.

De acuerdo a la versión del ciudadano, un fuerte olor a quemado hizo que dirigiera su vista hacia el área del río, donde observó un cuerpo en llamas. En el sitio del crimen se detectaron manchas de sangre y los restos presentaban heridas compatibles a un arma punzante.

El hallazgo de un celular y un zapato, que se presume, pertenecían a la victima fueron  ocupados  en el sitio del macabro suceso. Los investigadores confían que dicha prueba sea la clave para lograr la identificación del desconocido. Además, la Policía y la Fiscal  Yanitiza Negrón, revisan las querellas sobre personas desaparecidas recientemente en las regiones de Aguadilla y Mayagüez.

En el misterio muerte vecino de Rincón a manos de abogado

AGUADILLA: Aunque los agentes de la División de Homicidios del CIC en esta Región Policíaca examinan varias teorías en cuanto a lo sucedido,  todavía hoy martes se desconocen los motivos que tuvo el  abogado Carlos Calero Recio, para ultimar de un disparo a su compadre Eduardo Robert Colón, durante hechos sucedidos el 1ro. de este mes en la carretera 115, jurisdicción de Rincón. El infortunado Robert Colón, fue alcanzado por un proyectil que le entró por el oido derecho y el licenciado Calero Recio, convalece de un balazo en la cabeza.

El caso preliminarmente investigado como accidente de tránsito, ocurrió a la entrada del Barrio Pueblo de Rincón y en momentos que el señor Robert Colón manejaba una guagua Ford Blazer, acompañado de su compadre, el licenciado  Calero Recio. Momentos antes del fatal desenlace, ambos  amigos de la infancia habían estado departiendo en un negocio no identificado.

Algunas de las versiones que circulan en el área noreste  es que Calero y Robert Colón, sostuvieron una discusión por motivos no precisados mientras iban en el vehículo, lo que motivó los disparos. También se especula que al licenciado Calero Recio, pudo habérsele zafado el tiro de manera accidental y al ver que su compadre estaba herido de muerte, intentó entonces suicidarse.

Cualquiera que haya sido el móvil de este caso lamentable, la Policía proseguirá la pesquisa hasta esclarecer lo ocurrido. Como dato importante, el señor Robert Colón tenía su guagua en movimiento al momento de surgir la detonación que le causó la muerte. La victima perdió el control del vehículo yendo a impactar un poste del alumbrado público hasta detenerse contra la verja de una residencia. Entre las piernas del abogado Calero Recio, quien presentaba una herida de bala en el cráneo, se halló la pistola de donde supuestamente, surgieron los tiros.

Sin esclarecer la muerte de joven atropellado por vehículo

CABO ROJO:  Transcurridas varias semanas de ocurridos los hechos, las autoridades guardan silencio en cuanto al caso del joven Francisco J.  Ayuso Eliecer, que falleció el pasado 28 de julio a eso de las 3:35 de la madrugada, tras ser atropellado por el vehículo donde viajaba en compañía de otras personas. Ayuso Eliecer de 28 años, tenía domicilio en las Parcelas San Isidro de Canóvanas.

Para la fecha del incidente, el joven estaba de visita en el área de Cabo Rojo, disfrutando del fin de semana feriado y donde también tenía lugar un festival playero. Por motivos que se desconocen y mientras Ayuso Eliecer viajaba por la carretera 101, kilómetro 13.0 del sector El Jobo de Cabo Rojo, se alega que decidió bajar del auto luego de  discutir con otro de los pasajeros.

Ayuso Eliecer  se disponía a seguir caminando, cuando fue súbitamente atropellado por el automóvil del que había descendido momentos antes. El cuerpo de la victima fue arrastrado hasta el interior de un pastizal aledaño a la carretera 101, sufriendo golpes que le provocaron el deceso en el acto.

Aún los investigadores del caso no han establecido si se trató de un hecho intencional. Se espera que el Fiscal Jorge García Jiménez y el Agente Samuel Lugo, aclaren de manera definitiva que pasó con este supuesto accidente que La Calle Digital continuará dándole seguimiento hasta el esclarecimiento.

Velo de misterio rodea muerte de visitante en Cabo Rojo

La carretera 101 conduce desde el poblado Boquerón de Cabo Rojo hasta el pueblo de Lajas (Foto La Calle)

CABO ROJO: Varias personas que viajaban junto a la victima,tendrán que ofrecer muchas explicaciones sobre las circunstancias que rodean la muerte de un residente de Canóvanas que se hallaba de visita en este litoral. El infortunado sucumbió hoy sábado a las 3:35 de la madrugada en la carretera 101, kilómetro 13.0 del sector El Jobo de  este municipio. El hombre identificado por la Policía como Francisco J. Ayuso Eliecer de 28 años, cuyos familiares residen en las Parcelas San Isidro de Canóvanas, sufrió golpes fatales al ser arrollado por el mismo auto del que bajó  segundos antes.

Surge de datos obtenidos por La Calle Digital, que el joven Ayuso Eliecer aparentemente discutió con uno de los ocupantes del carro y decidió bajarse para seguir caminando.  En ese momento, la  persona que estaba al volante, ( se dice que era una fémina), aceleró súbitamente arrastrando al joven hasta el interior de un pastizal. Los investigadores y el fiscal de turno tratan de establecer, si la situación se suscitó por desperfectos del vehículo o de manera intencional.

Aunque ha sido limitada la información ofrecida por la Policía, trascendió que el Fiscal Jorge García Jiménez y el Agente del CIC  Samuel Lugo, entrevistan a las personas que acompañaban al señor Ayuso Eliecer.

Visuales del lugar en la carretera 101 de Cabo Rojo-Lajas (Fotos Revista La Calle)

Mirando hacia el oeste de la carretera 101 (Boquerón)

Mirando hacia el este de la carretera 101 (Lajas)