Crecen las cifras de personas sin empleo en Puerto Rico

MAYAGUEZ: Cansados de hacer trámites y de llenar solicitudes en agencias del gobierno y empresas privadas, miles de puertorriqueños han optado por no continuar buscando oportunidades de empleo en la isla y han decidido  regresar a diferentes ciudades de los Estados Unidos. Esta triste realidad contrasta con las estadísticas de la actual administración, que sigue anunciando una  reducción ficticia en las cifras del desempleo durante los últimos meses. Incluso, conseguir un trabajo en la isla es una de las tareas más difíciles para profesionales que deben humillarse ante los políticos quienes les exigen lealtad al gobierno de turno.

Tal es el caso del joven Ramiro Rivera, quien lleva alrededor de un año buscando un empleo a tiempo parcial en cualquier dependencia pública o privada. A pesar de contar con una amplia preparación académica y experiencia en diferentes tipos de labor, Ramiro es rechazado por estar “sobrecualificado”. También le exigen como requisito básico para postular a un trabajo en el gobierno central o municipios, que vaya recomendado por alcaldes, presidentes de precintos o legisladores.

Estas exigencias en clara violación a los estatutos federales sobre oportunidad de igualdad en el empleo. Es el mismo Departamento del Trabajo que no protege los derechos de ciudadanos que se ven forzados a recurrir a las ayudas económicas que envía  el gobierno norteamericano. Personas con empleos mal remunerados o de medio tiempo, es la bonanza que pregona la presente administración para justificar la reducción artificial de los crecientes números de desempleo en Puerto Rico.