El “juego de palabras” de David Bernier confirma la renuncia inminente de Alejandro

Dr. David Bernier (Archivo).

Dr. David Bernier (Archivo).

Por: Iván Vargas Muñiz, líder obrero del Oeste y miembro de la UIA-AAA

Desde mucho antes de David Bernier renunciar a la secretaría de Estado han circulado rumores sobre la posibilidad de que el gobernador Alejandro García Padilla, decida no optar por un nuevo término como gobernador del país. Alcaldes, legisladores, la prensa y algunos analistas han estado hablando de esto públicamente. Desde que comenzaron los rumores, Bernier ha dicho una y otra vez que no retará a Alejandro por la candidatura a la gobernación.

Para muchos, esto significa que aún el gobernador no ha tomado una decisión sobre si aspira o no a un nuevo término, para otros lo que dejan ver sus palabras, es que David será el compañero de papeleta de Alejandro para las próximas elecciones. Yo personalmente pienso, que las palabras  que ha utilizado para negar una posible primaria, lo que verdaderamente significa es que la decisión ya está tomada y que el propio Bernier tiene pleno conocimiento de cuál es la decisión que anunciará el gobernador.

¿En qué me baso para asumir esto? Hasta principios de este año,  recuerdo que cuando se le preguntaba a David Bernier sobre si aspiraría a la gobernación,  su contestación siempre cerraba esa posibilidad.  Tal vez nunca fue categórico, tal como ahora tampoco lo es, pero sus palabras denotaban que no le interesaba aspirar a dicha candidatura. Ya una vez fue acercándose la fecha de las candidaturas,  sus contestaciones a la misma pregunta no parecían ser tan categóricas. De momento, el rumor de la renuncia a la secretaría de Estado comienza a circular por los medios de prensa. Es entonces que Bernier no tuvo más remedio que confirmar que renunciaba a la posición, para estudiar la posibilidad de aspirar a un cargo electivo.bbq dias en semana

Ya en ese entonces, para mí, era evidente lo que se rumoraba por mucho tiempo,  que  estaría aspirando a la gobernación del país. Incluso, el juego de palabras que éste utiliza cada vez que se habla del tema, confirma cada vez más que la decisión de ambos, Alejandro y David, está tomada.

No hay dudas que Bernier ha mantenido una reputación intachable desde sus inicios en los distintos cargos que ha ostentado. Director de la Oficina de Asuntos de la Juventud, director de la Oficina de Recreación y Deportes, presidente del Comité Olímpico y Secretario de Estado han sido las posiciones ocupadas por éste, tanto en el gobierno como fuera. No hemos escuchado sobre ningún señalamiento que se le haya hecho, de manejos turbios ni nada que se parezca.

No obstante, como secretario de Estado, ha estado ligado bien de cerca a las medidas que ha implementado este gobierno en contra de la clase trabajadora. Como parte de esta administración, Bernier ha tenido que explicar las medidas controversiales que se han implementado lo que, no solo implica una justificación de las mismas por parte de él, sino que también lo hace cómplice y con cierto grado de responsabilidad sobre dichas medidas.

Se le va a hacer bien difícil zafarse de que fue parte del gobierno que le redujo la pensión a los empleados públicos, a los maestros, que privatizó el Aeropuerto y buscan privatizar la Autoridad de Energía Eléctrica, que aumentaron la tarifa de agua, aumentaron el IVU, le quitaron derechos adquiridos y beneficios a los trabajadores y pretenden aprobar una reforma laboral,  entre muchas otras. De hecho, como parte importante de ésta administración está íntimamente ligado a todas ellas.

Por lo tanto, no se trata de cambiar el jockey de un caballo malo, o de darle un nuevo caballo al jockey, es el momento que el país se siente a analizar bien, cada candidato, sus propuestas,  su trayectoria,  si tiene o no algún vínculo con los pasados gobiernos que solo han venido a atacar a la clase trabajadora,  y comencemos a tomar, lo que los políticos llaman, las decisiones difíciles. Ya los partidos que nos han gobernado han tenido su oportunidad y destruyeron al país.  Es hora de buscar quiénes están dispuestos a reconstruirlo.

Casa Mia banner 1 b