José Ortiz desmiente al gobernador sobre aumento tarifario

Ante preguntas del senador Eduardo Bhatia en las vistas de presupuesto de la Comisión de Hacienda, José Ortíz desmintió a Luis Fortuño respecto a las referencias continuas del gobernador al supuesto aumento que había dejado la administración pasada.

Bhatia señaló que el gobernador dijo en su Mensaje de Presupuesto, el 26 de abril de 2010, que asignaría a la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados $105 millones para evitar un aumento en el costo del agua que, según el primer mandatario, la pasada administración había dejado aprobado para el año 2010 en acuerdo con los bonistas de la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados.

Fortuño dijo textualmente en su mensaje: “La Autoridad de Acueductos y Alcantarillado recibirá una asignación especial estatal de $105 millones para dejar sin efecto el aumento en la tarifa del agua que la administración anterior aprobó en el 2008 para que entrara en vigor este año. Mi compromiso fue que no te íbamos a subir ni el agua ni la luz y no lo vamos a hacer”.

Sin embargo, Bhatia, durante la vista de presupuesto, sacó a relucir que el 1 de diciembre de 2008 José Ortíz, en declaraciones a la prensa, estableció que no era necesario aumentar la tarifa en al menos cinco años.

Bhatia le exigió a Ortíz que explicara quién le había mentido al país; si Fortuño o él. Ortíz alegó que después del 2009 la agencia había incurrido en gastos adicionales por aquellos abonados que no estaban pagando por su consumo y por el alza en combustible. Añadió que él no había mentido pero que la asignación adicional en el 2010 no fue por razón de la pasada administración, como Fortuño había anunciado en su Mensaje de Presupuesto.

Ortiz dejó meridianamente claro que las asignaciones adicionales del presupuesto a la AAA no tenían nada que ver con un aumento heredado ni situaciones atadas a la administración pasada como dijo el gobernador Fortuño.

Bhatia expresó: “una vez más vemos la intención de este gobierno de manipular los números y culpar al partido contrario por los problemas del país, sin asumir responsabilidad de sus propios actos. Los hechos están siendo suministrados por su propio gobierno y aún así queda claro que cuando a Luis Fortuño no le favorece la realidad, le falta a la verdad.”