¿Qué es lo que verdaderamente se conmemora el 11 de noviembre?

Todos saben que este es un fin de semana largo… Sin embargo, ¿saben lo que verdaderamente se conmemora para que sea un feriado oficial?

Quienes no escudriñan la historia y miran el calendario contestarán: “El 11 de noviembre se conmemora el Día del Veterano”. Es correcto, porque se honra la contribución de los hombres y mujeres que han estado activos en las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos a lo largo de la historia.

No obstante, originalmente la razón de ser de la conmemoración del 11 de noviembre, no fue la celebración de la contribución de los veteranos.

Hace exactamente un siglo, el 11 de noviembre de 1918, a las 11:00 de la mañana, entró en vigor el Armisticio de Compiegne que puso fin a la Primera Guerra Mundial, la “Gran Guerra”, o la “Guerra que podría fin a todas las guerras”. Al menos eso pensaban hasta ese momento.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El Armisticio del 11 de noviembre de 1918 fue firmado en el vagón de un tren en el bosque de Compiegne, Francia, por los Aliados y el Imperio alemán, a las 5:20 de la mañana de ese mismo día.

Al concluir la guerra que se extendió desde 1914 hasta 1918, se le impusieron duras condiciones a Alemania, que fueron ratificadas más adelante en el Tratado de Versalles, que fue lo que realmente le dio fin a la guerra, pero que creó el caldo de cultivo para el ascenso de Adolf Hitler y lo que fue la Segunda Guerra Mundial, más brutal y devastadora que la Primera.

Al 11 de noviembre se le conocería por años como el Día del Armisticio.

Luego de la Segunda Guerra Mundial, el veterano Raymond Weeks, de Alabama, sugirió que el Día del Armisticio honrara a todos los veteranos de cualquier guerra en que estuvieran involucrados los Estados Unidos.

Ante la sugerencia, el general y posterior presidente de los EE. UU., Dwight D. Eisenhower, se encargó de la creación del Día del Veterano, que se empezó a celebrar en 1947, y por ley desde 1954, cuando ya Eisenhower era presidente.