Joven se quita la vida haciéndose un disparo

BARRANQUITAS:  Tras tener acceso a una pistola Smith & Wesson, que su padre tenía guardada en una caja de seguridad, el joven David Santiago Rosado, se privó de la vida el domingo a eso de las 10:15 de la noche, haciéndose un disparo por la boca. El incidente lamentable tuvo lugar en el domicilio de la víctima localizado cerca de la carretera 773, en el sector Farallón de esta municipalidad.

Aún las autoridades desconocen los motivos que tuvo Santiago Rosado de  20 años para tomar la drástica decisión.  Indica el informe preliminar de la Agente Luz L. Morell Ramos adscrita a la Región Policíaca de Ponce, que el infortunado yacía en una habitación de la residencia.  Al lado del cadáver la Policía halló una pistola calibre 40, propiedad del familiar de Santiago Rosado.

Los hechos son investigados por el agente Llantín Rosado, de la División de Homicidios del CIC  en el Area Aibonito y la Fiscal Yali Quiroga.

Cargos contra individuo que ocultó en la boca un bolo ganador

Para el próximo 3 de mayo, señaló la juez superior Leani Torres Roca, del Centro Judicial de San Juan, la vista preliminar de los cargos radicados este pasado fin de semana, al voluntario de CREA Jonathan Román Burgos, a quien se le achaca ocultar en su boca un bolo de la Lotería Tradicional reportado como desaparecido desde hacía varios meses y que el sujeto utilizó para alterar el resultado del sorteo correspondiente a este pasado 7 de marzo. Como parte de la estrategia ilegal para defraudar al Gobierno, Román Burgos simuló tener un ataque de tos  y luego sacó de la boca el bolo numerado 06498, que al final  salió premiado con  $60 mil.

Investigadores de la Policía y el Departamento de Hacienda, tratan de establecer cómo dicho bolo llegó a manos del joven de 25 años de edad, quien participaba en el sorteo como “cantante” invitado.  Aparte de devolver los $60 mil billetes que cobró una mujer allegada al imputado, este enfrenta acusaciones de apropiación ilegal agravada y fraude.

El Fiscal Héctor Rivera, ordenó radicar denuncias al joven quien prestó la fianza de $30 mil que le fuera fijada el sábado. Con el arresto de Román Burgos no concluye la investigación, ya que las autoridades no descartan que individuo hubiese obrado de común acuerdo con otras personas para cometer los delitos.

El incidente publicado de forma exclusiva por el diario Primera Hora, abrió una “caja de pandora” sobre la confiabilidad de los sistemas de la Lotería en Puerto Rico, y porqué Hacienda no hizo público un aviso notificando sobre la misteriosa desaparición del bolo que provocó la “trampa” cometida por el voluntario Román Burgos.