Quisqueyano gana $338 millones en Lotería New Jersey

NEW JERSEY:  La comunidad dominicana residente en la ciudad de Passaic, New Jersey, está de celebración al conocer que uno de los suyos, el pequeño comerciante Pedro Quezada de 44 años de edad, ganó la friolera de $338 mill0nes luego de acertar el mega-premio de la Lotería de ese estado. Quezada, padre de cinco hijos y residente en un complejo de apartamentos de Passaic, obtuvo el famoso “premiazo”    jugando  los números ganadores 17,29,31, 52, 53 y el 31 correspondiente al  “Powerball”.

Medios de comunicación de diferentes lugares del mundo, incluyendo, al prestigioso periódico  Listín Diario de la República Domincana, reseñan con júbilo la noticia. Despues del campeonato  obtenido en el reciente Clásico Mundial de Béisbol, los dominicanos tienen motivos suficientes para seguir de fiesta.

En el caso del comerciante Quezada, éste recibirá  $221 millones luego de los consabidos impuestos.  El boleto ganador fue vendido en una tienda de licores que ubica en Passaic, donde  viven familias procedentes de República Dominicana y Puerto Rico.  Pedro ha convenido con su esposa Inés, que luego de este gran golpe de suerte,  su primera prioridad será asegurar el futuro de los hijos, aparte de ayudar a su familia. El llamado “sueño americano” le ha tocado esta vez a un humilde ciudadano dominicano  que ingresa a la lista de los millonarios de los  Estados Unidos de América.

Cargos contra individuo que ocultó en la boca un bolo ganador

Para el próximo 3 de mayo, señaló la juez superior Leani Torres Roca, del Centro Judicial de San Juan, la vista preliminar de los cargos radicados este pasado fin de semana, al voluntario de CREA Jonathan Román Burgos, a quien se le achaca ocultar en su boca un bolo de la Lotería Tradicional reportado como desaparecido desde hacía varios meses y que el sujeto utilizó para alterar el resultado del sorteo correspondiente a este pasado 7 de marzo. Como parte de la estrategia ilegal para defraudar al Gobierno, Román Burgos simuló tener un ataque de tos  y luego sacó de la boca el bolo numerado 06498, que al final  salió premiado con  $60 mil.

Investigadores de la Policía y el Departamento de Hacienda, tratan de establecer cómo dicho bolo llegó a manos del joven de 25 años de edad, quien participaba en el sorteo como “cantante” invitado.  Aparte de devolver los $60 mil billetes que cobró una mujer allegada al imputado, este enfrenta acusaciones de apropiación ilegal agravada y fraude.

El Fiscal Héctor Rivera, ordenó radicar denuncias al joven quien prestó la fianza de $30 mil que le fuera fijada el sábado. Con el arresto de Román Burgos no concluye la investigación, ya que las autoridades no descartan que individuo hubiese obrado de común acuerdo con otras personas para cometer los delitos.

El incidente publicado de forma exclusiva por el diario Primera Hora, abrió una “caja de pandora” sobre la confiabilidad de los sistemas de la Lotería en Puerto Rico, y porqué Hacienda no hizo público un aviso notificando sobre la misteriosa desaparición del bolo que provocó la “trampa” cometida por el voluntario Román Burgos.