Estancada la pesquisa sobre crimen de Castro Berrocales

MAYAGUEZ: Mientras el tiempo transcurre y los familiares de la victima claman para que se haga justicia, las autoridades locales no han podido esclarecer el asesinato del sargento policiaco Ismael Castro Berrocales, ultimado de dos disparos en la madrugada del primero de enero de 2012, cuando intervenía con un conductor en la carretera número 100, jurisdicción de Cabo Rojo. A raíz de los hechos fue detenido un individuo vinculado a un crimen en el municipio de Cataño, pero días más tarde, el sospechoso fue entregado a los agentes del CIC en la región de Bayamón, sin radicarle acusaciones.

El nuevo Superintendente de la Policía, Héctor Pesquera, dijo  esta semana durante visita al área oeste, que el  caso sobre la muerte del sargento Castro Berocales, “aún no está listo para someterlo”. Aclaró, sin embargo, que se están utilizando todos los recursos de investigación para esclarecer los hechos que conmovieron a los miembros de la Policía estatal y uniformados de otras jurisdicciones del mundo. Castro Berrocales, fue ascendido póstumamente al rango de teniente, pero eso no alivia el dolor de su familia y de la comunidad puertorriqueña en general.

Recientemente, el Negociado Federal de Investigaciones (FBI), se unió a las averiguaciones, ofreciendo una recompensa de $50 mil, a la persona o personas que ofrezcan información que conduzca al arresto y convicción del victimario del  teniente que estaba adscrito a la División de Tránsito de Mayagüez. Castro Berrocales, expiró a consecuencia de varios impactos de bala en el rostro y el cráneo, mientras se disponía a expedirle un boleto de infracción al conductor que detuvo minutos antes.

FBI entra en pesquisa para esclarecer crimen de sargento Castro

MAYAGUEZ:  Transcurridos 4 meses de ocurridos los hechos, la Policía continúa sin esclarecer el asesinato del oficial policiaco Abimael Castro Berrocales, ocurrido el  1ro. de enero de este año en la carretera 100 de Cabo Rojo y en momentos que el infortunado intervenía con un conductor por violar la Ley de Tránsito. Castro Berrocales, ascendido póstumamente al rango de teniente, murió a consecuencia de disparos que lo alcanzaron en el rostro y la cabeza.

Por este crimen vicioso estuvo siendo investigado un residente de Cataño, implicado en la muerte a balazos del señor Tirso Cotto Rosado. El sospechoso, de nombre Luis Santiago Rosado, convicto en Nueva York por delitos graves, fue posteriormente detenido en la casa de un familiar en Lajas, pero testigos no pudieron identificarlo como el matador del sargento Castro Berrocales.

Así las cosas, la investigación produjo la publicación de un boceto con la descripción del presunto asesino del joven oficial que estaba adscrito a la División de Tránsito en Mayagüez, pero hasta ahora se desconoce el resultado de las pruebas de balística realizadas al mismo individuo.

El extinto teniente, estaba de turno en la noche de año nuevo, cuando le ordenó detenerse al conductor de un auto “Toyota Paseo, color verde” que circulaba a mayor velocidad. El sujeto en cuestión, o alguien que pudiera estar acompañándolo, abrió fuego contra el joven oficial hiriéndolo de muerte. El crimen de  Castro Berrocales, desató una polémica en la propia Policía, ya que la cámara  de seguridad del auto patrulla estaba  fuera de servicio, lo que impidió identificar al asesino.

En vista de que las investigaciones a nivel local  no arrojan resultados para esclarecer la muerte del teniente Castro Berrocales, el Negociado Federal de Investigaciones, el FBI se ha unido a la pesquisa, ofreciendo una recompensa de $50 mil por información que conduzca al arresto y convicción, de la persona o personas, que le quitaron la vida al Uniformado   puertorriqueño.