No vota desde 1992… PPD impugna transacción electoral de extenista Gigi Fernández

SAN JUAN: El comisionado electoral del Partido Popular Democrático, licenciado Lind O. Merle Feliciano, denunció que tan reciente como ayer jueves, la extenista Beatriz “Gigi” Fernández, de quien afirmó no es residente de Puerto Rico, solicitó en la Junta de Inscripción Permanente, localizada en la Comisión Estatal de Elecciones (CEE), una tarjeta electoral para participar en el proceso democrático de las elecciones generales 2020, por lo que inició una investigación sobre esta transacción electoral.

“Como es de conocimiento público, Fernández no reside en Puerto Rico hace muchos años. En consideración a lo anterior, solicito una investigación sobre la posibilidad de la comisión de un fraude electoral. El Partido Popular Democrático se opone a la inscripción de todo aquel que no tenga su domicilio en Puerto Rico”, precisó Merle Feliciano en un comunicado de prensa.

Según los registros electorales, Fernández no ejerce su derecho al voto en Puerto Rico desde el 1992. El Código Electoral del 2011, según enmendado establece que para votar en Puerto Rico es necesario cumplir con ser ciudadano de los Estados Unidos y debe estar domiciliado legalmente en la jurisdicción de Puerto Rico.

“En los medios noticiosos la señora Fernández manifestó que reside en la Florida, en unión a su familia y que tiene su negocio en ese estado. Además, mencionó que no visita la isla hace más de 17 meses, que la razón de sus visitas esporádicas eran para mantenerse al tanto de la salud de su padre, quien lamentablemente falleció. De ser esto correcto, la señora Fernández está inhabilitada de participar en las próximas elecciones del 2020”, manifestó el comisionado popular Merle Feliciano.

La sección 2.2 del Reglamento para el trámite de recusaciones establece que “en los casos en donde se demuestre que la información suministrada por el elector en la transacción es ilegal o fraudulenta se podrá recusar en cualquier momento”.

“La decisión sobre el futuro político, económico y social debe estar en manos de los domiciliados de nuestro país, porque es a éstos a los que le afecta la misma”, finalizó Merle Feliciano.