Vuelven a “brillar” apodos de arrestados en operativo federal

HSI ICE 1SAN JUAN: Un gran jurado federal emitió seis acusaciones por narcotráfico contra 33 personas, la mayoría residente en Cayey, por los delitos de conspiración para poseer con la intención de distribuir y distribución de sustancias controladas. Como en ocasiones anteriores, volvieron a destacarse los pintorescos apodos de los arrestados.

Éstos fueron identificados como Edgardo Ramos-Vicente, alias “Galdo”; Jean Carlos Ramos-Vicente, “Masimbo”; Ángel M. Meléndez-Mercado, “Cachete”; Héctor Luis Malavé-Guzmán, “Flaco”; Jean Carlos Vázquez, “Yankee”; Ismael Rivera-Torres, “Momo”; Carlos J. Ríos-Santos, “Charlie Ceja”; Carlos Salvania-Bonilla, “Charlito”; Erick X. Vázquez-Vicente, “Erick Chino”; Jayson Vázquez-Vicente, “Simbad”; Francisco Xavier Vázquez-Alvarado, “Guacharito”; Oscar Luis Mendoza-Flores, “Luiggi”; Brian González, “Tetín”; John C. Suárez-Martínez, “Jota”; Pedro L. Kuilan-Álvarez, “Café”, Víctor J. Veguilla-Martínez, “Javier El Gordo”; Víctor M. Rodríguez-Ayala, “Matatán”; Christian Reyes-Llera, “Finqui”; Juan C. Muller-Vázquez, “Muller”; Jonathan Alvarado-Vega, “Transfor”; Gerardo Bonilla-Suárez, “El Vizco”; José D. Suárez-Martínez, “Spider”; Humberto Rivera-López, “Chono”, Joseph Díaz-Morales, Christian Rivera-Rivera, “Alfalfa”; Gerome Malavé-Guzmán, “7 Pisos”, Luis A. López-Torres, “Pinguita”; Arnaldo Lleras-Corredor, “Chata”, Edgardo Ramos-Meléndez, “Galdito”; Yeexsaira Malavé-Rodríguez, “La China” Louis A. Pabón-Meléndez, “Chava”; y Mercedes Vega-Vázquez, “Cede y Chichí”.aquaviva apertura de dia

A éstos se les imputa formar parte de una organización que desde el 2008 distribuía heroína, crack, cocaína, marihuana y las pastillas de receta controlada Percocet y Xanax en las inmediaciones de los residenciales Luis Muñoz Morales y Brisas de Cayey, así como en los proyectos San Tomás y Canteras.

Entre los arrestados hay líderes, dueños de las drogas, sicarios, corredores, procesadores de drogas, vendedores y “vigías”. Un total de 31 de los acusados enfrentan al menos un cargo de posesión ilegal de armas de fuego, vinculadas con el narcotráfico.

Se alega que los imputados usaban las redes sociales de Internet para publicar fotos exhibiendo sus armas, con el fin de promover su actividad y de intimidar testigos.

Las detenciones fueron realizadas por agentes de Inmigración y Aduanas; la Policía de Puerto Rico y el “Strike Force” de Guayama.

El fiscal federal auxiliar César Rivera-Giraud está a cargo del caso. De salir culpables, los acusados enfrentan sentencias de entre 10 años y cadena perpetua.

Casa Mia banner 1 b