Preocupantes estadísticas de suicidio en la isla

MAYAGÜEZ:  Al tiempo que las autoridades llamadas a investigar la situación mantienen silencio sobre el particular, sigue en aumento la cifra de suicidios en toda la isla, particularmente,  de personas entre las edades de 20 a 60 años.  Las estadísticas más recientes apuntan a 4  casos de suicidio  ocurridos en varias regiones del país, incluyendo a los municipios de Isabela y Villalba.

Agentes del CIC en el Area Sur, investigan el deceso del ciudadano Luis A. Maldonado Hernández, quien de acuerdo a las averiguaciones policiales, puso final a su vida inhalando monóxido de carbono. El infortunado fue encontrado el 25 de este mes, en un auto estacionado frente a una residencia de la calle Aceituna en el Barrio Chino de Villalba. Aún no se precisan los motivos que tuvo el hombre de 52 años de edad, para tomar la drástica decisión.

De otra parte, familiares y vecinos de la Comunidad Mantilla de Isabela, lamentan la muerte de la joven Edith Rosario Campos, hallada ahorcada el jueves de esta semana, en su domicilio de la calle Cheito Corchado de dicho pueblo. Una llamada recibida en el cuartel de este municipio alertó a la Policía sobre el incidente de suicidio.

La fémina de 25 años, fue hallada sin vida  a eso de las 5:50 de la  tarde, por efectivos del distrito policíaco de Isabela que acudieron a la vivienda ubicada en el número 211 de la Comunidad Mantilla. Aunque la Uniformada y los fiscales hacen su parte importante en la investigación de estos casos, se espera que otras  dependencias del gobierno, también se expresen sobre el delicado asunto.

¿Dónde están los defensores de nuestros ancianos?

MAYAGÜEZ:  De la edad de oro, tercera edad, envejecientes, ancianos o como quieran llamarlos, nuestros adultos mayores merecen mayor atención de las agencias e instituciones responsables de velar por la calidad de vida y el mejor trato hacia las personas que durante sus años productivos le sirvieron con honor a Puerto Rico.

Mientras las estadísticas de la Policía se refieren a nuevos casos de suicidios en la isla, ya resulta trillada la frase de, “se desconocen los motivos para la decisión fatal”. Para nadie es un secreto que algunos de los ciudadanos que optan por quitarse la vida utilizando diferentes métodos violentos, lo hacen agobiados por problemas de salud, depresión, abandono de familiares, la pérdida de seres queridos y su situación económica.

En el más reciente caso de suicidio reportado en la parte noroeste del país, las autoridades notifican sobre la muerte de un anciano de 90 años, hallado ahorcado el 6 de agosto de 2013, en el callejón Los Ramos del Poblado San Antonio de Aguadilla. El nonagenario puso final a su existencia, colgándose de una cuerda.

Hasta ahora, se trata de la persona de mayor edad que se quita la vida sin dejar explicación. No obstante, corresponde a las autoridades, incluyendo, Policía, Familia y Procurador de las Personas de Edad Avanzada, abundar en las circunstancias que rodean éste y otros casos.

También, hace solo un día, se privó de la vida un residente del sector Jaime L. Drew de Ponce, quien tenía 76 años. El septuagenario fue encontrado ahorcado en una casa del mencionado barrio ponceño.   Hasta ahora la cifra de suicidios incluye a ciudadanos entre las edades de 42  hasta 90 años. Como dato relevante, todos los alegados suicidas eran varones. ¿ Hasta donde va a llegar el abandono de nuestros adultos mayores en algunos lugares de la isla?

Las autoridades pertinentes, incluyendo a la Legislatura, tienen la obligación de conducir una investigación a todos los niveles, para establecer porqué nuestros ancianos deciden suicidarse, sin que a nadie le preocupe establecer porqué lo hacen.

Preocupante la proliferación de serpientes en el Oeste

MAYAGÜEZ: Ante el continuo hallazgo de serpientes de la especie ” boa constrictor”, el Departamento de Recursos Naturales está alertando a la ciudadanía sobre el peligro que representa mantener en cautiverio a dicho reptil. La versión confirma el estudio que sobre el particular lleva a cabo el Servicio Geológico de los Estados Unidos, debido a la proliferación del ofidio en la parte oeste de Puerto Rico.

Como fuera adelantado por La Calle Digital, la presencia de la boa constrictor en la isla se le ha ido de las manos a las personas que adquirieron la  especie exótica por puro entretenimiento y luego que la misma se desarrolló la abandonaron en solares yermos.

El Secretario de Recursos Naturales, señor Daniel Galán Kercadó, calificó de muy serio el problema que representa la presencia de la boa en sectores de Mayagüez,  Añasco y otras zonas del país. Se han encontrado boas constrictor  de hasta 11 pies de largo, pero las hay de mayor tamaño.

Una boa constrictor puede matar por asfixia a un niñito o animal pequeño que sea atrapado por la misma. Se orienta al público a notificar de inmediato a las autoridades, incluyendo al DRN, sobre el hallazgo de dicha especie cuyo tamaño es mayor a la culebra que existe en la isla desde hace muchos años.