Estudiantes de escuela superior se gradúan del programa R2DEEP del RUM

Estudiantes de escuelas superiores públicas y privadas, graduados del programa R2DEEP del RUM (Suministrada/Prensa RUM).

Estudiantes de escuelas superiores públicas y privadas, graduados del programa R2DEEP del RUM (Suministrada/Prensa RUM).

MAYAGÜEZ: El programa Reclutamiento, Retención y Educación a Distancia en Ingeniería, conocido como R2DEEP, del Colegio de Ingeniería del Recinto Universitario de Mayagüez (RUM), celebró la segunda graduación de estudiantes de escuela superior, quienes además de completar la carga académica para terminar su cuarto año, lo hicieron con la aprobación de créditos universitarios.

Los 78 jóvenes, quienes desde el pasado mes de agosto iniciaron cursos universitarios en el Recinto vieron sus sacrificios convertirse en logros durante los actos de colación de grados, que se efectuaron recientemente en el anfiteatro del Centro de Desarrollo y Adiestramiento en Bioprocesos (BDTC), ubicado en la zona industrial de Guanajibo, en Mayagüez.

Entre los cursos a nivel de bachillerato que aprueban los participantes se encuentran: Precálculo I (MATE 3171), Precálculo II (MATE 3172), Gráficas de Ingeniería (INGE 3011) y Algoritmos de Programas (INGE 3016). Según el nivel en que se ubiquen, pueden aprobar hasta 27 créditos y los mismos ser convalidados en cualquier otra institución universitaria privada o pública que escojan.

“El proyecto R2DEEP permite que estudiantes talentosos de las escuelas superiores públicas y privadas de todo Puerto Rico, puedan tomar y aprobar créditos universitarios, desde sus respectivas escuelas o de manera independiente. Utilizamos la educación a distancia sincronizada, en un entorno híbrido y asistido que beneficia el aprovechamiento de los estudiantes”, manifestó el doctor Manuel J. Jiménez, decano asociado del Colegio de Ingeniería del RUM y uno de los líderes de la propuesta.

alo & john oferta pizzas

Añadió que, en su segundo año de establecida, la iniciativa educativa triplicó la cantidad de estudiantes atendidos y el número de escuelas participantes. Un total de 116 escolares, provenientes de 26 municipios de la isla, participaron en este año académico 2016-2017.

Además de la colaboración de sus maestros en las escuelas, los profesores que les enseñaron los cursos, los participantes tuvieron que cumplir con 3.50 o más de promedio y aprobar el examen del College Board. En algunos casos, los alumnos tomaban los cursos presenciales, junto a estudiantes de bachillerato, aunque también se ofrecían en línea para aquellos que residieran fuera de la zona oeste.

Según explicó desde que comenzó en el 2015, la escuela superior vocacional doctor Pedro Perea Fajardo, localizada frente al RUM, no tenía estudiantes dentro del programa. Tras varias conversaciones y acuerdos, se logró en enero de este año que dos jóvenes formaran parte de este grupo. Ambos alumnos aprobaron tres créditos y fueron admitidos a estudiar al Colegio.

“Cuando el doctor Jiménez me llamó para trabajar en este proyecto, mi única condición para integrarme fue que la escuela vocacional doctor Pedro Perea Fajardo fuera una de esas porque considero que es importante ir a planteles, donde anteriormente no teníamos estudiantes. Quería traerlos para que participaran del programa. En el primer año no conseguimos ni un solo estudiante, pero no nos quitamos e insistimos en ir a la escuela y esta vez, sí pudimos. Estos dos estudiantes eran las notas más altas en los exámenes. Ellos están abriendo la puerta para que otros vean que es posible y que pueden tener éxito en la Universidad”, expresó, por su parte, la doctora Sonia Bartolomei, coordinadora del programa.

Para la joven Emily Cristal Serrano López, oriunda de Hormigueros, la encomienda de iniciar estudios universitarios al tiempo que completaba la escuela superior, resultó un reto mayor, pues recientemente nació su hija Alenuelys Ríos Serrano y logró cumplir con la meta de aprobar todos sus cursos.

“Cuando escuché sobre R2DEEP, me llené de emoción y vi que tenía la oportunidad de cualificar. El problema que tenía era con el horario y con las necesidades de mi hija. Conversé con mi familia para que me ayudaran. La maestra me aclaraba las dudas, no importa la hora que fuera, ella siempre estaba ahí, al igual que mi mamá Cecilia y mi esposo, quienes me ayudaron mucho. Hasta en las madrugadas estudiaba. Quiero estudiar Enfermería porque me puede dar un empleo y así estudiar Medicina”, afirmó la joven, quien asistió al evento en compañía de su primogénita.

Mientras, en el caso de Carlos David Vargas Grippo, la experiencia educativa resultó mejor de lo que esperaba, pues ingresó al RUM para estudiar Ingeniería Mecánica.

“Desde pequeño tuve el sueño de estudiar en el Colegio de Mayagüez en el área aeroespacial y mejorar el funcionamiento de las naves espaciales. Estuve tomando cursos con estudiantes universitarios. El primer examen fue el más fuerte, pero lo aprobé. Es diferente el ambiente de la escuela y el de la universidad. Me gustó la experiencia de estar sentado en el Colegio tomando clases, aún sin haber sido admitido. Estoy muy feliz por todo lo que he logrado”, explicó el joven mayagüezano.

Por su parte, Armando Jiménez Soto, alumno de colegio Carvin School y residente en Carolina, confiesa que cumplir con las clases en la universidad, así como sus cursos en la escuela, implicó un reto mayor, ya que los tomó en el formato a distancia desde su hogar. Mientras que tenía que llegar hasta el RUM para tomar parte de los exámenes. Fue con la colaboración de sus padres, Hiram y María, que pudo lograr sus metas.

“Tuve un año muy cargado académicamente. Sin embargo, siento que mi tiempo fue bien invertido en este programa. Disfruté los cursos que tomé y aprendí nuevos conocimientos. Además, este aprendizaje ha aumentado mi interés y el amor por la ingeniería. En general, fue una experiencia trabajosa, pero de mucho provecho”, destacó el ahora universitario, quien ya aprobó 11 créditos.

Al igual que Carlos David y Emily Cristal, Armando fue admitido para iniciar estudios en el Colegio con el objetivo de convertirse en ingeniero mecánico.

Un total de seis escuelas mantienen un acuerdo con R2DEEP, entre estas: la escuela Inés María Mendoza, de Cabo Rojo; el Colegio San Carlos en Aguadilla y el Colegio Notre Dame en Caguas. Mientras que del municipio mayagüezano forman parte la Academia de la Inmaculada Concepción, el Centro Residencial de Oportunidades Educativas de Mayagüez (CROEM) y el colegio WALKS/WEBS Western Eagle Billingual School.

Recientemente, se logró un acuerdo con la doctora Julia Keleher, secretaria del Departamento de Educación, para que se coordinen esfuerzos de participación con las escuelas de los 78 municipios del país.

Para mayor información sobre el proyecto R2DEEP puede acceder al enlace: http://engineering.uprm.edu/r2deep/ o comunicarse al correo electrónico r2deep@uprm.edu

Comments

  1. Alexander Rivera Seda says:

    Es una gran portación de parte del RUM a nuestros estudiantes del futuro, le damos un gran aplauso. Felicidades.