Cámara de Comercio del Oeste “no está posición” de expresarse a favor de los parquímetros en Mayagüez

MAYAGÜEZ: La presidenta de la Cámara de Comercio del Oeste (CCOPR), Waleska Sánchez de Gutiérrez, aseguró que la organización no se encuentra en una posición en la que categóricamente presente una opinión a favor del proyecto de los parquímetros en el casco urbano de la Sultana del Oeste.

La CCOPR participó de una reunión informativa efectuada a finales de enero, convocada por el Municipio de Mayagüez y la empresa Advanced Parking Services and Products, Corp. (APS), que administrará el sistema de cobro de estacionamientos en el centro urbano a través de parquímetros.

“En estos momentos nuestra organización no se encuentra en una posición en la cual categóricamente presentemos una opinión a favor del proyecto, aunque en el pasado se apoyó e impulsó el volver a poner en función dicho sistema”, expresó la líder de los comerciantes camaristas de la región occidental.

Recordó en un comunicado de prensa que el sistema de parquímetros responde a una ordenanza municipal “que tuvo sus inicios hace unos cinco años”.

“Previo a su aprobación, existía un sentir y reclamo generalizado sobre la necesidad de volver a implantar el sistema, debido a la gran dificultad de acceder el centro urbano para gestiones de compras y citas médicas, como también aquellas de índole municipal y gubernamental. Al pasar de los años, cabe la posibilidad de que dos factores puedan estar cambiando dicho sentir. El primero tiene que ver con el hecho de que la actividad económica en los centros urbanos de los municipios ha mermado; y, segundo que concurrentemente, nos hayamos ajustado o acostumbrado a la realidad de la ausencia de espacios para aparcar.

La aceptación de ambos factores pudiera afectar las expectativas de un desarrollo y mejoramiento de la economía del centro urbano, porque no se detendría la merma de actividad y podría ocurrir que más empresas se muevan a establecer sus negocios fuera del área. Como consecuencia, más personas optarían por hacer uso de servicios en oficinas y comercios fuera del centro urbano. Para determinar si el proyecto de los parquímetros es capaz de revertir o detener estos efectos, nuestra organización apoyaría el volver a poner en función el sistema de parquímetros como un proyecto experimental”, explicó Sánchez de Gutiérrez.

La presidenta de la CCOPR comentó que antes de que se implemente el sistema de cobro de estacionamiento a través de los parquímetros “se debe considerar que luego del 7 de enero de 2020, nuestra realidad dio un giro. Con ello, se ha puesto en duda la disponibilidad de las alternativas de facilidades de estacionamiento aledañas al centro del pueblo, las cuales se consideraron poner a disposición de empleados y personal que labora en el centro de la ciudad. Por lo tanto, la dificultad de estacionamiento ahora es mucho más crítica, lo que requiere otro tipo de análisis y la necesidad de un plan de acción ante la no disponibilidad de los estacionamientos aledaños. Debemos ser cautelosos y recomendamos esperar un poco antes de poner en marcha el proyecto, el cual se debería hacer como un proyecto piloto por unos meses, donde se pueda estudiar el impacto a la actividad económica”.