[AGUADILLA] Agente mata de 2 tiros esta madrugada a individuo que lo atacó con una macana

AGUADILLA: Un agente que estaba franco de servicio y viajaba con su familia, se vio involucrado esta madrugada en un altercado con un conductor, al que mató de un disparo, cuando el individuo presuntamente lo atacó con un rotén, golpeándolo en varias ocasiones.

Los hechos ocurrieron a las 12:54 de la madrugada en el kilómetro 123.0 de la carretera PR-2, cerca de la Funeraria Hernández Rivera de Aguadilla.

El narrativo de la agente Diana Hilerio, de la Oficina de Prensa de Aguadilla, indica que el agente Raymundo González Candelaria, de 56 años, adscrito a la División de Transportación de Aguadilla, con 24 años de servicio en la Uniformada, manejaba su guagua Toyota Tacoma del 2011 e iba acompañado por su esposa Elsa Soto, su hija y sus padres, cuando fue impactado por la parte posterior por carro Suzuki Steem de 1995, conducido por Hernán Monroig Barreto, de 41 años, residente en el barrio Galateo Alto de Isabela.

Tras sentir el impacto, el agente González Candelaria se bajó de la guagua para verificar los daños provocados por el choque, cuando se alega que tuvo un altercado con Monroig Barreto, quien se armó de una macana y golpeó al agente, que sufrió hematomas en el brazo izquierdo.

El informe indica que el agente le hizo las advertencias, pero Monroig “no obedeció”, por lo que desenfundó su arma de reglamento, una pistola Smith & Wesson, calibre .40, con la que le hizo tres disparos.

Una de las balas alcanzó a Monroig Barreto en el ojo derecho y la otra en el lado izquierdo del pecho. Monroig murió en el lugar.

La escena fue atendida inicialmente por el sargento Rolando Pérez Nieves, de la División de Patrullas de Carreteras de Aguadilla, y luego asumió jurisdicción el agente Edíctor Martínez Pérez, de Homicidios, supervisado por el sargento Ariel Irizarry Cortés. La agente Marilyn Cortés, de Servicios Técnicos, tomó fotos de la escena.

El fiscal Rufino Jiménez ordenó el levantamiento del cadáver.

Los agentes Morales, de la División de Investigación de Incidentes de Uso de Fuerza (FIU) y Guilloty, del Negociado de Investigaciones Especiales (NIE), se unieron a la pesquisa.