El IVA: Nuevo ataque al Pueblo

no ivaPor: Iván Vargas Muñiz, líder obrero del Oeste y miembro de la UIA-AAA

Luego de haber legislado un nuevo impuesto a los derivados del petróleo, comenzamos a escuchar muchos rumores acerca de cómo sería la reforma legislativa que según la propia ley que autorizó este impuesto, indica que será aprobada en marzo de 2015.

Estos rumores siempre hablaban de un IVA de entre un 14 a un 16 por ciento en todos los productos de consumo. Sin embargo el gobierno se negó a proveer los documentos de un supuesto Comité creado para trabajar con dicha reforma. De hecho, en el Comité nombrado por el gobernador, incluía a un representante del sector laboral, quien nunca fue citado a reuniones para tratar dicho asunto.

Durante toda esta controversia para de que el gobernador entregara la información que solicitaban las organizaciones de periodistas del país, nunca escuchamos a un presidente del Senado Eduardo Bathia “exigir”, como lo hacía en el pasado, que los documentos solicitados fueran entregados. De hecho, en el pasado, el propio senador, cuando estaba en minoría, era quien precisamente iba a los tribunales a exigir la entrega de documentos.

Sin embargo, una vez el gobernador dio su mensaje al país y envió el proyecto a la legislatura, todo quedó al descubierto. La llamada reforma, cambiará totalmente el sistema contributivo del país, eliminando el descuento de salario a los empleados en sus primeros $80,000 si son casados, lo que debería suponer un alivio al asalariado, el impuesto se pagará en los muelles y no al comprarla en el comercio, en fin una serie de diferencias a lo que hoy tenemos. Esto, sin embargo, no es una garantía de que pagaremos menos.

Ya comenzamos a escuchar a los economistas, dueños de restaurantes, los colegios y universidades privadas y hasta los gasolineros, decir que este impuesto, el cual se une a la crudita que comienza en el mes de marzo, provocara el cierre de muchos establecimientos, así como el encarecimiento de servicios, ya que estos últimos se tienen que pagar al momento de recibirlos.

No cabe dudas que este nuevo sistema traerá un sin fin de argumentos y que no será solo hasta varios meses después de implementado que veremos su efecto real en la economía, pero todos los expertos en el tema coinciden en que será detrimental para la mayoría del pueblo, incluso para los asalariados que, aunque no se les descontará de su salario contribuciones, lo que tendrá que pagar en términos del IVA tendrá un efecto mayor en su bolsillo.

Ya hemos visto cómo las decisiones económicas que está tomando este gobierno, han logrado que, no solo las casa acreditadoras continúen degradando el crédito del país, sino que las quiebras personales y de los comercios han ido en aumento, por lo que este nuevo invento del gobierno, crea mucha incertidumbre tanto en los comercios, como en el resto del país.