Establecen protocolo para evitar ataques de perros a los carteros

Por: PRNewswire-HISPANIC PR WIRE

WASHINGTON: La cifra de empleados del Servicio Postal de Estados Unidos (USPS) atacados por perros en todo el país descendió hasta 5,803 en 2019, lo que representa más de 200 menos que en 2018 y más de 400 menos desde 2017.

Hoy, el USPS destaca tecnologías que ayudan a reducir posibles ataques, al tiempo que da a conocer su lista anual de las ciudades que registraron la mayor cantidad de ataques de perros.

Como parte de la Semana Nacional de Concienciación sobre Mordeduras de Perros, que se extiende desde el domingo 14 de junio hasta el sábado 20 de junio, la organización también resalta iniciativas relacionadas con la seguridad dirigidas a proteger a sus empleados y brinda consejos a los dueños de mascotas.

“Incluso durante estos tiempos difíciles, es importante que nuestros clientes entiendan que los carteros siguen acudiendo a los hogares diariamente y que necesitan entregar el correo con seguridad. Confiamos en que podemos lograr que las tendencias de los ataques continúen descendiendo, y la mejor forma de hacer eso es mediante el aumento de la concientización general de toda la población”, dijo Chris Johnson, gerente del Programa de Concientización sobre Seguridad del USPS.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Consejos y tecnología

Según Johnson, son dos las formas en que la tecnología respalda la seguridad de los carteros. La primera es mediante los dispositivos móviles de entrega, los escáneres manuales que los carteros usan para confirmar las entregas a los clientes, que tienen una función para indicar la presencia de un perro en una dirección individual. La segunda forma es el servicio Informed Delivery, que avisa a los clientes sobre la llegada de correo y paquetes a sus hogares, lo que les permite hacer planes para la llegada del cartero y poner a los perros a buen recaudo.

El Servicio Postal recomienda lo siguiente:

  • Cuando un cartero entregue correo o paquetes a su puerta, lleve a su perro a una habitación separada y cierre la puerta de esta antes de abrir la puerta delantera. Se sabe que los perros pueden irrumpir a través de puertas de malla o ventanas de lámina de vidrio para atacar a los visitantes.
  • Los padres deben recordar a los niños y a otros miembros de la familia que no tomen el correo directamente de los carteros en presencia de la mascota familiar. El perro puede interpretar la entrega del correo por parte del cartero al miembro de la familia como un gesto amenazante.
  • Si un cartero se siente amenazado por un perro, o si un perro está suelto o sin correa, se le pedirá a su dueño que vaya a buscar el correo a una oficina de correos u otra instalación hasta que el cartero esté seguro de que la mascota está encerrada. Si el perro está deambulando por el vecindario, a los vecinos del dueño del perro también se les pedirá que vayan a buscar el correo a la oficina de correos local.