Líderes comunitarios de Rincón preocupados por manejo de la emergencia que se vive en su pueblo

RINCÓN: Varios líderes comunitarios de Rincón levantaron su voz en reclamo de que las autoridades atiendan la situación en su municipio que ya ha conllevado el cierre de uno de sus dos supermercados y el cuartel de la Policía Estatal. Esto, con relación al lamentable fallecimiento de una maestra de un colegio privado a causa del contagio con el virus COVID-19, cuyo esposo es policía.

“Estamos llamando la atención de las autoridades estatales, el Departamento de Salud y de la propia Policía de Puerto Rico para que tomen acción inmediata sobre las personas, niños, y los policías del cuartel de nuestro pueblo que han estado expuestos a personas que lamentablemente contrajeron el virus. Esto es un llamado urgente ya que hasta el momento ni siquiera a los policías se les habían hecho las pruebas hoy viernes para detectar si contrajeron el virus”, indicó Eddie González, líder deportivo y comunitario en Rincón.

Por su parte otro, de los líderes del pueblo de los bellos atardeceres, Manuel González, llamó la atención a que el gobierno municipal, más allá de lavar algunas calles, no ha asumido una actitud proactiva sobre el asunto.

“Le pedimos al alcalde (Carlos López Bonilla) que ejerza sus funciones y que, si el Estado falla, responda con dinero municipal para hacerle las pruebas a los policías y a los niños y demás personal del colegio donde laboraba la maestra. Es de suma importancia identificar a todos los que han estado expuestos y cortar la cadena del contagio. Le pedimos a la administración municipal que asuma el costo de las pruebas ya de manera urgente y que luego nosotros mismos le ayudamos para que recobre el dinero de los reembolsos del gobierno estatal para la emergencia”, indicó González, quien tiene experiencia en desarrollo de propuestas federales y gubernamentales.

Este fin de semana es crucial, según dijeron otros líderes del grupo que también manifestaron su preocupación sobre la vigilancia en el municipio ya que la información ofrecida indica que todo se manejará desde Aguadilla y que serán los efectivos de Aguada quienes brindarán algún patrullaje al pueblo.

“Con solo 15 efectivos municipales, divididos en diferentes turnos, es muy difícil manejar la vigilancia de un pueblo entero si surgiera alguna emergencia de violencia o accidente. La poca comunicación que ha salido en medios nacionales confirma que se trabajará desde Aguadilla con efectivos de Aguada. Al momento no sé sabe cuál será su base de operaciones real porque han colocado una carpa y un carretón en el área del cuartel, pero la información surgida apunta a que vendrán desde Aguada a patrullar. Ese es otro asunto que nuestro alcalde tampoco ha atendido teniendo disponibles edificios vacíos en propiedades municipales”, manifestó Betsy Bonet, reconocida líder comunitaria y legisladora municipal.

“Necesitamos una respuesta rápida del gobierno central y municipal en este mismo fin de semana para la tranquilidad y la salud de todos”, concluyeron el reclamo los líderes rincoeños.