Marítima atrapa a “Papote el Náufrago” y a “Junito” con 237 kilos de cocaína frente a costa de El Seco (Fotos)

MAYAGÜEZ: Un pescador mayagüezano que hace ocho años fue rescatado en aguas territoriales de Colombia, tras estar varios días a la deriva, fue arrestado el jueves junto a otro individuo, cuando presuntamente intentaban introducir un cargamento de cocaína por el sector El Seco de la Sultana del Oeste.

Según datos recopilados por LA CALLE Digital, la intervención se produjo a las 10:55 de la mañana frente al Cayo Rodrigo, a unas 4 millas náuticas de El Seco.

Los agentes Jorge Irizarry Lebrón y Javier García, de la Unidad Marítima de Cabo Rojo, interceptaron una embarcación pesquera de “fiberglass” marca Cobia, de unos 30 pies de eslora, irónicamente con el nombre “Jail” (cárcel, en español); en la que estaban los pescadores José Luis Méndez Rodríguez, alias “Papote El Náufrago”, de 49 años; y William Matías Torres, conocido por el apodo de “Junito”, de 59. Ambos residen en el barrio Maní de Mayagüez.

Al momento de la redacción de esta nota, el total de la cocaína confiscada era de 237 kilos.

Durante la intervención, que fue por la Ley 430 de Seguridad Marítima, los agentes Irizarry y García, dirigidos por el teniente José Torres Vázquez, hallaron el primer paquete de lo que aparentaba ser la droga, poniendo bajo arresto de inmediato a los pescadores.

Ya en tierra, un perro de la Unidad K-9 marcó el material y las pruebas de campo que se hicieron arrojaron positivo a cocaína.

En el caso de “Papote el Náufrago”, según lo reseñó entonces el periodista Maelo Vargas Saavedra, “salió de la playa El Seco el 15 de enero de 2012 en busca de chillo y cartucho. El motor de su embarcación se dañó y quedó a la deriva”.

“Durante 20 días sobrevivió comiendo pescado crudo, tomando agua de lluvia y salada del mar. El 3 de febrero, personal de la policía en la zona turística de San Andrés, Colombia, lo encontró a pocos metros de la orilla y lo llevó a recibir asistencia médica”, reza la reseña del periodista Vargas.

En aquel momento, la historia de este sujeto conmovió a los residentes de la Isla, que fue trasladado a Puerto Rico desde Colombia, por vía aérea, a través de Panamá y en esa ocasión lo recibió hasta el vicealcalde de Mayagüez, Heriberto Acevedo.

Tanto fue el impacto de la historia de “Papote el Náufrago” que el Departamento de Agricultura Federal le donó entonces una embarcación para que pudiera seguir pescando. Se investigaba si la lancha confiscada es la misma que le donaron al individuo.