Municipio de Cabo Rojo concede bonos a 206 empleados que han trabajado durante la emergencia del COVID-19

CABO ROJO: El alcalde Roberto “Bobby” Ramírez Kurtz firmó una resolución que concede bonificaciones especiales de hasta $1,000 a empleados municipales de Cabo Rojo asignados a servicios esenciales fuera de sus hogares, y de $500 a policías municipales que hayan trabajado durante la emergencia del COVID-19 en labores vinculadas con la seguridad, salud y bienestar de la ciudadanía; con una inversión de $80 mil.

Un total de 206 empleados municipales se beneficiarán de estos bonos.

“Para nuestra administración, el capital humano es su mayor y más preciado recurso, y reconocer la labor de riesgo que realiza en momentos de crisis como la que vivimos con la pandemia del Coronavirus, y el contribuir a aminorar la carga económica que representa para ellos proteger a los suyos, es una prioridad”, afirmó Ramírez Kurtz en declaraciones escritas.

El alcalde anunció que la bonificación se suma a los protocolos de seguridad que se han implantado para preservar la salud de los empleados municipales, a los que se les toma la temperatura todos los días; y se les suple a diario mascarillas, guantes, agua, jabón, alcohol; y también se les ha entregado protectores faciales plásticos (face shields) y desinfectante de manos.

De igual modo, el Municipio ya cuenta con las guías de seguridad para cuando autoricen a los empleados a reportarse a sus áreas de trabajo.

El incumbente municipal informó que la Resolución Número 52, Serie 2019-2020, concede una bonificación especial por exposición al COVID-19 hasta un máximo de $1,000 a los empleados asignados a la coordinación y prestación de servicios esenciales que hayan sido convocados a trabajar fuera de sus hogares y hayan comparecido a rendir labores entre el 16 de marzo al 16 de abril de 2020, debido al riesgo de contagio al realizar sus funciones durante el cierre parcial por la emergencia del Coronavirus.

Explicó que dicho importe está sujeto a la cantidad de días trabajados por cada empleado que cualifique, y se dispone que de 17 a 20 días trabajados la bonificación será la cantidad máxima de $1,000, y desde los 16 días se bonificarán $50 por cada día trabajado.

Ramírez Kurtz expresó que la resolución también concede un incentivo de $500 a los miembros de la Policía Municipal de Cabo Rojo que hayan trabajado durante la emergencia del COVID-19, excepto al Comisionado de Seguridad Pública, de manera que, sumado al incentivo de $3,500 concedido por el Gobierno Central a los efectivos municipales, iguale la suma de $4 mil que le fueron concedidos a los miembros del Negociado de la Policía de Puerto Rico.

“Entendemos justo destinar recursos para igualar la cantidad del incentivo que se le otorga a los policías municipales”, dijo.

El alcalde Ramírez enfatizó que las bonificaciones se emitirán de forma íntegra, sin ningún tipo de deducción; no se realizarán retenciones en el origen por concepto de contribución sobre ingresos, Seguro Social y Medicare. Tampoco se le realizarán retenciones por concepto de contribuciones patronales, aportación a uniones, aportación a la Asociación de Empleados del ELA y otras retenciones aplicables a pagos por compensación pagada a empleados.