Proyecto Dignidad rechaza el nuevo Código Civil

REDACCIÓN: El partido Proyecto Dignidad rechaza el nuevo Código Civil reaccionó a la aprobación y puesta en vigencia del nuevo Código Civil al señalar que, aunque puede reconocer “un sinnúmero de bondades en el Código Civil en sus áreas relacionadas con las obligaciones y contratos, derechos hereditarios etc., las disposiciones del Código Civil aprobado por la legislatura de Puerto Rico han dejado la vida y la familia desnutrida y desprotegida”.

“Por eso, no podemos apoyar su aprobación. Su firma por la Gobernadora de Puerto Rico constituye una renuncia a la defensa del no nacido, un debilitamiento del matrimonio y un ataque frontal a la familia como eje central del desarrollo económico y social de nuestro pueblo”, indica la colectividad en declaraciones escritas.

“No existe progreso, ni economía pujante, ni desarrollo, ni cultura, ni institucionalidad sin la protección de la vida, y el fortalecimiento de la familia.  Proyecto Dignidad entra al debate político para ser protector de la esencia y valores de nuestro pueblo”, asegura.

En lo que es su postura institucional, el Proyecto Dignidad dijo que de la misma manera que ocurrió con el Código Electoral, la aprobación del Código Civil se ha llevado a cabo en esta sesión legislativa de manera “electorera y partidista”.

“Proyecto Dignidad está en el récord público, desde el mes de diciembre, advirtiéndole al pueblo de Puerto Rico que el Partido Nuevo Progresista pasaría la votación de ambos Códigos para la sesión legislativa del año electoral, porque tenía como único propósito, utilizar los mismos como balón político.  Así lo hicieron. Por una parte, le hacen creer al pueblo conservador que el lenguaje del Código Civil protege sus intereses, cuando el resultado final es que el Código Civil aprobado cumple con todos los requisitos de una agenda contraria a la vida y la familia”, apuntó el partido.

Proyecto Dignidad sostiene que es “el partido de la vida, la familia y la esperanza”.

“Nuestra política pública buscará en todo momento proteger la vida y fortalecer la familia en nuestra Isla. El matrimonio entre un hombre y una mujer es la piedra principal de la familia.  La familia es el motor de la vida de un pueblo. Es la institución que le imparte vitalidad a la comunidad. Es el resguardo más básico del ser humano en momentos de felicidad y de sufrimiento. Es el mejor lugar desde donde educar, instruir, enseñar, emprender y capacitar al ser humano en la práctica del buen vivir, de la vida con calidad. La familia a su vez es el eje central de la comunidad. Esa comunidad es nuestro entorno personal y familiar unido con lazos geográficos y de vivencias comunes que nos lanzan a tener un sentido de responsabilidad, identidad y compromiso con el bien común. Esa comunidad es la que Proyecto Dignidad buscará que sea gestora y actora principal en la construcción de un Puerto Rico con esperanza. La que con dinamismo y esfuerzo construirá un pueblo más educado, más saludable, más seguro. La que buscaremos empoderar para que emprenda económicamente, en la agricultura, el comercio, en la solución de problemas energéticos, de agua potable, ambientales y de planificación”, destacó.