Vistas de transición de Aguadilla revelan que presunto superávit era falso, “desaparecieron” más de $600 mil en equipos de la Policía Municipal y bufete obtuvo contratos por más de $500 mil

AGUADILLA: El alcalde electo Julio Roldán denunció el miércoles presuntos hallazgos e irregularidades encontrados durante el proceso de transición del Municipio de Aguadilla que comenzó el pasado 10 de diciembre.

“Durante las reuniones de transición con la administración saliente, han sido muchas las irregularidades encontradas, tanto en términos de presupuesto, de administración y de contratación. Uno de los que más llama nuestra atención, tiene que ver con la contratación por más de $500 mil del bufete de Israel Roldán y Asociados. Cuando cuestionamos a la administración saliente, no hubo explicación para este contrato, ni para las enormes transacciones de contratos por servicios profesionales que hemos encontrado. Además, nos percatamos que cuando hubo el cambio de dirección entre (el exalcalde) Carlos Méndez y la saliente Yanitsia Irizarry, no hubo un proceso de transición tal y como exige la Ley. Ante este hallazgo, tan pronto juramente como alcalde ordenaré una auditoría de los contratos y asegurarnos que se realizaron conforme a la Ley”, expresó Roldán en declaraciones escritas.

Roldán apuntó que contrario a la percepción general de superávit, Aguadilla tiene un déficit presupuestario de $4 millones.

“Es inaudito que la alcaldesa se jactó en su pasado mensaje de presupuesto de tener un presupuesto balanceado para el año fiscal 2020-2021. La realidad es que el mismo no cuadra, que tiene más gastos que ingresos y que actualmente Aguadilla tiene un déficit presupuestario de 4 millones de dólares. No existe un superávit. Mas aún, la actual administración se extendió más del 50 por ciento del gasto del presupuesto al desembolsar el 57 por ciento del mismo, lo que representa una clara violación a la Ley”, añadió.

Otro de los hallazgos más significativos para Roldán es que ha quedado demostrado que la seguridad de los aguadillanos no fue prioridad para las pasadas administraciones, ya que la Policía Municipal, entre otras cosas, no cuenta con un plan de seguridad.

“La alcaldesa saliente ha invertido en baile, botella y baraja, pero no le ha exigido al Comisionado un Plan de Seguridad. Esto denota su falta de capacidad administrativa. Cómo es posible que además de no contar con un Plan de Seguridad, la Policía Municipal no cuente con el equipo necesario para cumplir sus funciones. Es inaudito que, con tantos fondos federales para equipar las policías municipales, el cuerpo policiaco municipal de Aguadilla no cuenta con sistema de comunicación. Es una barbaridad lo que hemos encontrado”, dijo el alcalde electo.

También denunció que la Policía Municipal de Aguadilla está reclamando la desaparición de equipo valorado en más de $600 mil, pero nunca han hecho querellas por la pérdida de este.

“La Policía Municipal de Aguadilla estaba manga por hombro. No solo no cuentan con un plan de seguridad, no está certificada para el uso de armas, no tienen estadísticas de los índices de criminalidad, no tienen celdas para los arrestados y no hacen querellas sobre sus propios equipos perdidos. Definitivamente la licenciada Irizarry tenía que salir de la Administración Municipal, pues como alcaldesa de Aguadilla fracasó”, finalizó Roldán.