“Cuesta arriba franquicia de Grandes Ligas” dice Baerga

SAN JUAN:  Aunque reconoce la buena voluntad del gobernador Alejandro García Padilla, de aspirar a que la isla tenga su representación en el Béisbol de las Grandes Ligas, el famoso ex jugador Carlos Baerga, recordó este domingo, que el trámite para conseguir una franquicia en el mejor béisbol del mundo es una sumamente costosa y  requiere de inversión multimillonaria. ” No estoy diciendo que no se pueda, pero primero hay que evaluar la situación económica del país”, comentó el conocido deportista.

Durante diálogo con el moderador del  espacio radial “Contacto Noti-Uno”,  Baerga expresó una opinión que debe ser tomada en cuenta por las personas que proyectan gestionar una franquicia de grandes ligas con el respaldo del gobierno de Puerto Rico. Si bien es bueno soñar y tratar de superarse, Baerga entiende que una franquicia en las Grandes Ligas, requerirá estudiar aspectos tan importantes como la capacidad económica de la gente para sostener toda una temporada de juegos con precios de hasta $50 por entrada a cada partido.

Explicó  además, que un equipo de la isla ya sea en la Liga Americana o en la Nacional,  depende también de una infraestructura deportiva a través del establecimiento de los llamados equipos finca y la construcción de un estadio que reuna todas las exigencias de la organización que rige a las Ligas Mayores.

Partiendo de su experiencia como ex jugador de Grandes Ligas, Carlos Baerga  reiteró el compromiso personal  de respaldar al béisbol local en todas las categorías,  pero hizo claro, “que es cuesta arriba” al presente  tramitar y sostener una franquicia de ese deporte en nuestro país.

“Cuesta arriba” para el PNP descalificar a Rivera Guerra

Si alguien pensaba que la decisión es una que se puede dilucidar en cuestión de minutos, allegados al Partido Nuevo Progresista no creen que será fácil impedir que el representante José Luis Rivera Guerra, se postule para un nuevo término en los comicios de noviembre próximo. Incluso, altos lideres de la palma en la región noroeste han recibido la encomienda de intentar lograr el retiro voluntario del legislador por el Distrito 18, pero Rivera Guerra, entiende que  no ha cometido delito alguno que conlleve su salida del escaño.

Luego del sonado incidente del presunto uso ilegal de los servicios de agua y luz y la construcción sin permiso de 2 residencias, el representante novoprogresista continúa enfrentando señalamientos por parte de adversarios y gente de su propio partido, que quiere sacarlo de la Legislatura. De otra parte, la Comisión de Etica de la Cámara no halló evidencia para seguir un proceso legislativo contra Rivera Guerra, y solamente  recomendó 10 días de suspensión en el cobro de dietas.

Ahora nuevas imputaciones, involucran al legislador en el incumplimiento de una deuda personal concerniente a la compra de la famosa piscina que “se llena con agua de lluvia”  y a la radicación de un proyecto de ley que favorece a un familiar suyo. Sobre el particular, el “ironman” de la política puertorriqueña se defiende alegando que se trata de una componenda para perjudicarlo.

Frente a ese cuadro de incidentes, el representante por Aguadilla-Moca, tendrá que comparecer este próximo miércoles ante el Comité de Quejas y Agravios del PNP, para responder por los señalamientos en su contra. La referida comisión es presidida por el ex senador y juez superior retirado Luis F. Navas.

No obstante la decisión que tome dicha comisión, Rivera Guerra podría acudir al Tribunal, si el dictámen le fuese desfavorable. Se recuerda, que Rivera Guerra ya fue avalado como candidato a primarias por el Partido Nuevo Progresista y certificado por la Comisión Estatal de Elecciones.