Pablo Casellas sentenciado a 109 años de cárcel

image

BAYAMON:  ” Yo no maté a mi esposa Carmen, soy inocente y cumpliré  con la frente en alto”, señaló el convicto Pablo José Casellas Toro, momentos antes de que el Juez José Ramírez Lluch, del Centro Judicial de esta ciudad, lo sentenciara a cumplir 109 años de reclusión por el asesinato de su cónyuge Carmen Paredes Cintrón. Los hechos que conmovieron a la comunidad puertorriqueña ocurrieron el 14 de julio de 2013, en la Urbanización Tierra Alta II de Guaynabo.

La señora Paredes Cintrón fue hallada ultimada a balazos en medio de un alegado incidente de violencia doméstica, pero ese ángulo fue negado en todo momento por el convicto Casellas Toro, quien al momento de la sentencia hoy jueves, volvió a reiterar que nada tuvo que ver con el crimen.

Pablo José juzgado por un panel de jurados que lo halló culpable por votación de 11 a uno, sería encarcelado de inmediato para purgar condena por delitos de asesinato, violaciones a la ley de armas, destrucción de evidencia y mentir durante una investigación

Aunque la defensa de Casellas  había radicado una moción solicitando que el reo no estuviera presente para el acto de lectura de sentencia , el pedido fue declarado “no ha lugar” por el magistrado Ramírez Lluch, de la Sala 207.  Tras la decisión del juez sentenciador, Casellas Toro, procedió a leer un mensaje indicando que el proceso en su contra fue una injusticia.

El convicto dijo que toda la presión pública fue descargada hacia su persona, obviando a otros sospechosos del asesinato de su esposa Carmen.  Lamentó además, lo que describió como injusta cobertura mediática por parte de la Prensa. Durante todo el tiempo que duró este sonado caso, Casellas Toro fue representado por una batería de abogados encabezada por el conocido criminalista Harry N. Padilla Martínez.  La prueba fue sostenida por las fiscales Janet Parra y Phoebe Isales, adscritas a la Fiscalía de Bayamón.

A prisión Pablo Casellas por asesinato de esposa

SAN JUAN: Tras el veredicto de culpabilidad por el crimen de su esposa Carmen Paredes Cintrón, fue encarcelado el miércoles en horas de la noche, el corredor de seguros Pablo Casellas Toro, quien enfrentaba cargos de asesinato, violar la ley de armas, destrucción de evidencia y dar información falsa a las autoridades. El hombre de 49 años de edad estuvo siendo juzgado durante 17 días por un panel de jurados conformado por seis damas e igual número de hombres.

Transcurridas unas diez horas de deliberaciones, los miembros del Jurado solicitaron regresar a la sala del Juez José Ramírez Lluch, anunciando el veredicto de “culpable” por votación de 11 a uno, en los delitos de asesinato, destrucción de evidencia y ley de armas. Al magistrado Ramírez Lluch, le compete resolver el delito sobre ofrecer información falsa.

Mientras Casellas Toro, permanece confinado bajo extremas medidas de seguridad en una de las instituciones carcelarias del país, su representación legal encabezada por el conocido abogado criminalista Harry N. Padilla Martínez, habrá radicar un recurso de reconsideración ante el juez Ramírez Lluch.

La vista para imposición de sentencia está pautada para el próximo 6 de febrero en el Centro Judicial de Bayamón. El  ahora convicto Pablo Casellas Toro, podría ser sentenciado a reclusión perpetua sin derecho a libertad a prueba.

Los hechos por los que fue hallado culpable Casellas Toro, ocurrieron el 14 de julio del 2012 en la Urbanización Tierra Alta II  de Guaynabo. En esa fatídica fecha, fue encontrada asesinada de varios impactos de bala la señora Carmen Paredes Cintrón, cónyuge de Casellas Toro.  A raíz del crimen que conmovió a la comunidad puertorriqueña, el ahora convicto tejió una serie de teorías sobre la muerte de la dama, incluyendo, la presencia en su domicilio de un hombre de la raza negra, a quien supuestamente, le disparó mientras huía de la escena.

Llegó la hora cero en el juicio contra Pablo Casellas

Casellas_ficha

MAYAGÜEZ:  Al tiempo que reina la expectación en el país ante el posible desenlace de uno de los procesos criminales de mayor relevancia en Puerto Rico, hoy miércoles el jurado regresa a la sala presidida por el Juez José Ramírez Lluch,del Tribunal de Bayamón, para escuchar las instrucciones del magistrado antes de retirarse a deliberar sobre la culpabilidad o no, del acusado Pablo Casellas Toro, miembro de una prominente familia del Area Metropolitana.

Casellas, ha estado siendo juzgado por el  asesinato de su esposa Carmen Paredes Cintrón, hechos ocurridos el 14 de julio del 2013, en el domicilio de la pareja localizado en la Urbanización Tierra Alta II de Guaynabo. A raíz del suceso que conmovió a toda la comunidad puertorriqueña, Casellas Toro fue acusado  de asesinato, destrucción de evidencia, violar la ley de armas y ofrecer información falsa a las autoridades.
Una vez instruido de cargos, Casellas Toro fue dejado bajo la custodia de su padre, el Juez Federal Salvador Casellas, quien depositó una fianza de $4 millones. para que Pablo pudiera salir en libertad provisional. Entre las condiciones impuestas al acusado está el de utilizar un grillete electrónico para ser monitoreado las 24 horas.

Desde la fecha en que ocurrió la muerte violenta de la señora Paredes Cintrón, se han suscitado una serie de incidentes con el acusado Pablo Casellas, quien supuestamente, tuvo que ser hospitalizado al sufrir una seria condición de salud, en circunstancias no esclarecidas,

Llegada la “hora cero” le corresponderá a los miembros del  jurado, los jueces de los hechos, concluir fuera de duda razonable si Casellas Toro, cometió el crimen que cegó la vida de su cónyuge ese fatídico 14  de julio de 2013.

Suspendido indefinidamente juicio de Pablo Casellas

Pablo_Casellas_Carmen_ParedesBAYAMON: El Juez José Ramírez Lluch, de esta región judicial, declaró con lugar  hoy miércoles, la Moción Informativa radicada por la representación legal del corredor de seguros Pablo Casellas Toro, que enfrenta cargos de asesinato en primer grado y ley de armas por el crimen de su esposa  Carmen Paredes. El  escrito de la Defensa parte del  delicado estado de salud en que se encuentra el acusado, quien permanece recluido en la unidad de cuidados intensivos del Hospital Hima San Pablo de Bayamón.

Casellas Toro, fue conducido hasta esa institución por un familiar que lo halló inconsciente en su hogar de  Guaynabo. Al presente, las autoridades han declinado ofrecer información sobre la situación que desembocó en el grave estado del paciente.  Aunque el  proceso estaba pautado  para comenzar el próximo lunes, el magistrado Ramírez Lluch, dictaminó aplazar los procedimientos de manera indefinida.

  El juez Ramírez Lluch ordenó  a  fiscales y  defensa  presentarse a sala el lunes con la finalidad de conocer si ha surgido algún cambio en  la condición de salud de Casellas Toro. El magistrado emitió una orden para que  las partes se abstengan de ofrecer información sobre el expediente médico del paciente; documento  que debe   permanecer sellado. Los licenciados  Harry N. Padilla Martínez y  Arturo Negrón García, acudieron al  tribunal para solicitar la suspensión del juicio contra su cliente.

Divididas las opiniones en cuanto a suspensión de V.P.

MAYAGUEZ:  Si el Juez Francisco Ojeda Diez, del Centro Judicial de Bayamón iba finalmente a suspender la Vista Preliminar pautada hoy martes contra el corredor de seguros Pablo Casellas Toro, presunto victimario de su cónyuge Carmen Paredes Cintrón, ultimada a balazos el 14 de julio pasado, aquí surge entonces la interrogante de porqué denegó una moción de los abogados de Casellas, para que el procedimiento fuese reseñalado para otra fecha. Incluso, los licenciados Harry N. Padilla Martínez y  Juan R. Acevedo, habían informado tener casos previos  en otras salas  de la isla.

El magistrado Ojeda Diez, quien laboró como fiscal federal, dictaminó suspender la vista luego de un receso y de dialogar con los fiscales y la representación legal del sospechoso Casellas Toro. Mientras un sector de la ciudadanía entiende que fue prudente la acción del juez Ojeda Diez, a fin de garantizar los derechos del imputado y de las víctimas, otros residentes de este litoral opinan que de nuevo prevalece  el trato “VIP” ( very important person) para el hijo del juez federal.

” Si ese señor tiene derechos como cualquier otro hijo de vecino, a la hora de impartir justicia también tiene que aplicársele la misma vara”, indicó una vecina del Residencial Roosevelt de Mayagüez.

Por otro lado, causó disgusto entre miembros de la Prensa las medidas restrictivas impuestas hoy en el Centro Judicial de Bayamón, cuyos alguaciles obstruyeron el trabajo de los medios electrónicos. Un periodista radial le explicó a su radioaudiencia cómo era sometido a registro cuanta vez debía salir de sala para comunicarse con su medio. Se espera, que con el cambio de fechas para llevar a cabo la Vista Preliminar contra Casellas Toro, se limen las diferencias surgidas hoy martes.

Juez suspende Vista Preliminar contra Pablo Casellas Toro

SAN JUAN:  Para los días 4, 5 y 8 octubre de 2012, reseñaló el Juez Superior Francisco Ojeda Diez, la Vista Preliminar de los cargos contra el corredor de seguros Pablo Casellas Toro, sospechoso del asesinato de su esposa Carmen Paredes Cintrón. Aunque los procedimientos comenzaron hoy martes en la mañana, el magistrado accedió a los planteamientos de la Defensa, que había expresado la preocupación de no hallarse preparada para entrar a la vista.

Con la nueva fecha, el juez Ojeda Diez entiende que las partes tendrán tiempo adicional para presentar sus argumentos en salvaguarda de los derechos de la parte perjudicada y del imputado Casellas Toro. Casellas Toro, hijo del Juez Federal Salvador Casellas, enfrenta denuncias por asesinato en primer grado, ofrecer información falsa a las autoridades y destrucción de evidencia. Casellas Toro, se encuentra libre bajo fianza, pero con una serie de restricciones que le impiden salir del hogar sin permiso del Tribunal.